Los ojos del mundo continúan puestos en la Amazonia de Brasil. La catástrofe medioambiental que significa para el planeta la pérdida de la riqueza biológica de este ecosistema por cuenta de los enormes incendios que se vienen registrando, han generado reacciones no solo a nivel político y diplomático, sino también social. 

En Colombia diferentes organizaciones no gubernamentales y defensoras del medioambiente decidieron unirse para exigirle al presidente Jair Bolsonaro que actúe de manera rápida y decidida para combatir una de las tragedias medioambientales más importantes de los últimos años.

"Enfrentamos una de las peores tragedias medioambientales del último tiempo. El planeta, en la actual situación de emergencia climática, no puede permitirse tener al Amazonas en llamas. Si es que no se reacciona ahora y el presidente Bolsonaro no actúa con la rapidez que la emergencia exige, tardaremos décadas en recuperar este pulmón planetario. Por eso nuestro llamado a que la ciudadanía vaya a la embajada de Brasil y pida una actuación rápida. El Amazonas no solo es brasilera, sino un tesoro de toda la humanidad, de manera además especial para Colombia y que es necesario preservar”, dijo Silvia Gómez, directora de Greenpeace Colombia, organización que junto a otras entidades como la Asociación Ambiente y Sociedad, entre otras, realizarán este viernes, desde las 12:30 del mediodía, un plantón frente a la Embajada de Brasil, en Bogotá (Calle 93 # 14-20). 

Le sugerimos: 

La manifestación pacífica tiene como objetivo enviar un mensaje claro al presidente Bolsonaro: "Apague el incendio, proteja el Amazonas". 

"Lo que hoy vive la Amazonia es un nuevo ciclo de violencia que se traduce en nuevas formas de consumismo exacerbado, en donde los monocultivos, la ganadería extensiva, la explotación de hidrocarburos y minería no son ya una amenaza, sino una realidad. Realidad contra la que muchos líderes y lideresas amazónicos han levantado sus voces y por lo que, en algunos casos, han dado la vida", señalaron desde la Asociación Ambiente y Sociedad. 

Esa organización recalcó, además, que la Amazonia estaba viva y que era el momento de dejar de pensar al territorio amazónico como una “cosa” que se puede poseer. "Los cambios que hoy son necesarios pasan por tomar medidas del día a día y demandar también, cambios estructurales. La solidaridad con la Amazonía no puede ser hoy una actitud coyuntural (...) El cuidado de la Amazonia no puede ser cuestión de marketing, es necesario tomar medidas y tomarlas ahora", señalaron. 

Le recomendamos: La ONU le pide a Brasil proteger la Amazonía de manera urgente

Entre las acciones que -según esa ONG- habría que implementar están que los gobiernos tomen medidas inmediatas para apagar los incendios, orientando incluso los recursos de la comunidad internacional destinada para cambio climático, al igual que se tomen medidas estructurales para parar las avanzadas de las industrias que presionan el cambio de cobertura del territorio amazónico y generar una gobernanza y seguridad en la tenencia de la tierra para sus habitantes ancestrales, que permita disminuir la presión por la competencia de la tierra. 

La Interamerican Association for Environmental Defense (AIDA) también mostró su preocupación por lo que viene sucediendo en territorio amazónico de Brasil y solicitó fortalecer la institucionalidad y las normas ambientales; suspender inmediatamente la retórica que alienta la deforestación y la destrucción de la Amazonia, así como detener la expansión indiscriminada de la frontera agrícola, ganadera y extractiva en la zona; adoptar una planificación y uso adecuado de suelos; garantizar la existencia y restauración de los ciclos vitales del ecosistema y controlar la deforestación y conservar el bioma amazónico con el apoyo financiero y técnico de la cooperación internacional multilateral.

Puede leer: Las graves consecuencias de los incendios en la Amazonia de Brasil

"Convocamos a toda la ciudadanía a que se sume al plantón que busca hacer un llamado no solo al Gobierno de Brasil, sino a todos los gobiernos locales, regionales y mundiales, para que tomen medidas frente a la protección de la Amazonia", mencionó la Asociación Ambiente y Sociedad. 

Entre enero y agosto de 2019, la cantidad de siniestros en el Amazonas aumentó un 145%, en comparación con el mismo período en 2018, informó Greenpeace.