Los 15 humedales bogotanos, ecosistemas donde habitan cerca de 19.000 aves de 137 especies, más de 100 mamíferos y miles de plantas de 180 tipos, atraviesan por una de sus peores crisis debido de los incendios forestales.

Según Carolina Urrutia, Secretaria Distrital de Ambiente, el incendio presentado el martes pasado en el humedal Tibanica, ubicado entre la localidad de Bosa y el municipio de Soacha, arrasó con nueve hectáreas de vegetación nativa, área equivalente a nueve canchas del estado El Campín.

“Este evento no tiene precedentes en ningún humedal de la capital del país”, aseguró Urrutia. Es decir que el incendio en Tibanica ya pasó a la historia como el más voraz presentado dentro de las 726 hectáreas que conforman estos ecosistemas, distribuidas en las localidades de Suba, Usaquén, Engativá, Kennedy, Bosa, Tunjuelito, Ciudad Bolívar, Barrios Unidos y Fontibón.

Además de la vegetación afectada por el fuego, en especial enea y junco, decenas de animales también se vieron perjudicadas, en especial curíes, un mamífero insignia de los humedales bogotanos. “Tenemos el reporte de tres animales muertos (curíes). La recuperación y restauración de este ecosistema va a ser una labor difícil”, aseguró la Secretaria de Ambiente.

Personal del Cuerpo de Bomberos logró atender a decenas de mamíferos afectados por el incendio en Tibanica. Foto: Humedales Bogotá. 

Humedales Bogotá, fundación que desde hace nueve años denuncia los atentados contra estos reservorios de agua y estudia su flora y fauna, reveló varias imágenes del éxodo de los animales de Tibanica por el incendio, donde se ve cómo el personal del Cuerpo de Bomberos de Bogotá atiende la calamidad.

Las aves migratorias, como el pato canadiense, también se vieron perjudicadas por el humo y las llamas.

Pero la hecatombe en los humedales por el fuego no cesa. Urrutia informó que en los últimos días también se han presentado incendios de menor calibre en dos cuerpos de agua de Kennedy: Techo y Tingua Azul, que aún no ha sido declarado oficialmente como humedal. 

 

No todos los animales pudieron ser salvados de las llamas. Foto: Humedales Bogotá. 

Al parecer fueron causados

Urrutia informó que todo parece indicar que los recientes incendios presentados en estos tres cuerpos de agua de Bogotá fueron causados intencionalmente por personas malintencionadas.

 “Así no lo han manifestado varios miembros de la comunidad. Además, el clima presentado durante los días pasados no pudo ocasionar los incendios. Los humedales de la ciudad en muchas ocasiones son utilizados para la criminalidad y el depósito de todo tipo de residuos. El Cuerpo Oficial de Bomberos adelanta la investigación para determinar las causas y el origen de los incendios”.

La Secretaría de Ambiente ya dio inicio inició al diagnóstico para determinar el daño ambiental de estos incendios en los ecosistemas. Esto con el fin de continuar con los trabajos de restauración, los cuales podrían tardar varios años, en especial en Tibanica.

Más de nueve hectáreas de vegetación fueron calcinadas en el humedal Tibanica. Es el peor incendio en la historia de los humedales bogotanos. Foto: SDA.

Hacemos un llamado a la comunidad a que reporte cualquier actividad irregular o extraña que vea alrededor de nuestros humedales y a que juntos los protejamos. Estos ecosistemas son parte de nuestra Estructura Ecológica Principal y nos proveen servicios ambientales. Agradeceremos cualquier información sobre ese o cualquier suceso que ocurra en nuestros humedales”, concluyó Urrutia.

La funcionaria hizo un llamado a todos los ciudadanos para que estén alertas a hechos que puedan poner en peligro los ecosistemas. “De presentarse cualquier incidente que pueda desencadenar en un incendio forestal lo pueden reportar a la Línea 123”.