Colombia es un territorio gobernado por aves. De las más de 10.000 especies registradas en el mundo, aproximadamente 1.900 hacen presencia en el territorio nacional, cifra que lo convierte en el país con mayor diversidad de este grupo de fauna en todo el mundo, por encima de Perú y Brasil, naciones mucho más extensas e igual de biodiversas.

Le puede interesar: Cuarentena golpea al segundo aviario más grande de América

De este total, 90 son exclusivas del país, es decir que no habitan en ninguna otra parte del planeta, y 275 son migratorias. Sin embargo, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), nueve especies están en peligro crítico de extinción, 30 en peligro y 31 son vulnerables, listado que incluye al cóndor de los Andes, cucarachero de pantano, colibrí gorgiamatista, calzadito turquesa, pato negro, paujil colombiano, y zampullín blanquillo. 

Águilas como la crestada, son atacadas por los humanos cuando se acercan a las fincas. Foto: Cornare. 

Entre las aves más representativas están las rapaces, 76 especies en total, otro número que hacen del territorio uno de los lugares con mayor diversidad de Falconiformes en el globo terráqueo. Ocho de estas aves presentan algún grado de amenaza, ya que tienen una baja tasa de reproducción, requieren de grandes territorios para sobrevivir y son sensibles a la destrucción y fragmentación de su hábitat, los bosques y selvas.

Además de estas amenazas, el comportamiento de los seres humanos también juega en su contra. Disparos para ahuyentarlas, venenos camuflados para que desaparezcan de las fincas y ataques con piedras, se reportan frecuentemente en varias zonas donde hacen presencia estas misteriosas y ágiles aves.

Esta águila crestada se fracturó una sus patas al tratar de huir de los ataques humanos. Foto: Cornare. 

Las autoridades ambientales del departamento de Antioquia están indignadas por los ataques recientes registrados contra las aves. En lo corrido de mayo, la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare), que tiene a su cargo 8.300 hectáreas del oriente antioqueño, ha recuperado tres aves con serias heridas causdas por el hombre: un águila crestada, un gavilán y una garcita rayada.

Le puede interesar: Alerta por caza indiscriminada de águilas cuaresmeras

El 23 de mayo, expertos de la entidad recogieron a un águila crestada herida cuando algunos ciudadanos trataban de ahuyentarla para que no se acercara a un galpón, animal que fue trasladado al hogar de paso de los animales silvestres de Cornare.

Un gavilán recibió un disparo en una de sus alas. Fotos: Cornare.

“Después de una revisión, el equipo veterinario determinó que el águila crestada presenta una fractura en una de sus patas, por lo cual su proceso de recuperación será bastante difícil. La comunidad puede utilizar otras alternativas para ahuyentar a las rapaces, sin necesidad de atacarlas o maltratarlas, acciones que nunca pueden ser una alternativa”, dijo Cornare.

Le puede interesar: La rara ave de plumas rojas que apareció en uno de los humedales de Bogotá

La corporación informó que el águila crestada es una rapaz que habita los bosques húmedos montanos. Por factores como la destrucción de su hábitat y la cacería, su estado de conservación es catalogado como vulnerable. “Esta rapaz se alimenta de aves de gran tamaño, al igual que de mamíferos”.

Un perdigón causó la muerte de esta garcita rayada. Fotos: Cornare.

A mediados de este mes, otro atentado fue atendido por las autoridades. Se trataba de un gavilán herido, encontrado por el Cuerpo de Bomberos del municipio de El Retiro. “Luego de la valoración veterinaria, encontramos evidencias de un disparo en un ala. El ave continúa en tratamiento con pronóstico reservado. La ciudadanía está en la obligación de denunciar a las personas que realicen este tipo de atentados contra la fauna silvestre”, apuntó la corporación.

Una garcita rayada fue encontrada bastante herida en el municipio de Rionegro. El ave tenía un perdigón incrustado que le destrozó una de sus alas, al igual que el fémur del lado derecho. “Lamentablemente, la garcita murió por causa de la mano del hombre. Es urgente que paremos ya el maltrato contra la fauna silvestre”.