Bogotá reactiva poco a poco el funcionamiento de los diversos sectores que permanecieron a media marcha por la cuarentena del coronavirus, una nueva realidad en la que los niveles de ruido ambiental en la ciudad volverán a incrementarse.

Según la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA), durante el confinamiento la capital registró una reducción en el ruido ambiente de hasta un 82 por ciento durante el día y 92 por ciento de noche, debido a la disminución de transeúntes, vehículos particulares, transporte público, actividades comerciales y sobrevuelo de aeronaves. 

Le puede interesar: ¿Cuáles zonas de Bogotá le han bajado más al ruido durante la cuarentena?

“Desde mediados de marzo, cuando empezaron las medidas para mitigar la pandemia, la reducción del ruido ambiente nos permitió escuchar muchos sonidos de la naturaleza que antes estaban ocultos”, dijo la secretaria de Ambiente Carolina Urrutia.

Los establecimientos comerciales serán monitoreados por la entidad. Foto: SDA.

Hoy, en el Día Internacional contra el Ruido, la entidad hace un llamado para que los ciudadanos adopten mejores comportamientos y cambios de hábitos para tener una ciudad más tranquila, con menos ruido y un mejor paisaje sonoro. 

“La Secretaría de Ambiente mantendrá las acciones de evaluación, control y seguimiento a establecimientos de comercio, industria y servicios para evaluar si estos cumplen con lo establecido en la normatividad y evitar que se presente alguna afectación”, anotó Urrutia.

Le puede interesar: Disminución de la contaminación sonora, otro impacto positivo del confinamiento

Para estos sectores, la SDA recomienda que cumplan con el uso del suelo, que durante la ejecución de sus actividades estén dentro de los estándares máximos permisibles de emisión de ruido, según el sector donde se encuentren, y, de llegar a ser necesario, contraten a expertos en la materia para realizar las obras de mitigación o control en caso de requerirlas.

80 por ciento del ruido ambiente en Bogotá es causado por el transporte. Foto: SDA.

“Invitamos a los establecimientos comerciales, industriales y de servicios a cumplir en todo momento durante la ejecución de su actividad, con la normativa ambiental en materia de emisión de ruido”, dijo la secretaria de Ambiente.

Los ciudadanos, desde su cotidianidad, también pueden aportar a tener una ciudad más tranquila y silenciosa siguiendo las siguientes recomendaciones:

  1. ?Hablar en lugares públicos o privados en un tono de voz moderado.
  2. No usar parlantes en espacio público.
  3. ?Utilizar con volumen moderado los dispositivos de audio y televisión.
  4. ?Al conducir no acelerar mientras el vehículo está detenido ni hacerlo excesivamente al arrancar. Esto repercute en un alto gasto de combustible y produce un ruido molesto.
  5. ?Utilizar medios de transporte alternativos como la bicicleta o caminar.
  6. ?Mantener una sana y respetuosa convivencia con los demás. 

“Cabe recordar que el perifoneo para promocionar la venta de productos o emitir música está prohibido; esta actividad solo se puede realizar con un permiso de las Alcaldías Locales y con el propósito de transmitir información de prevención de desastres, la atención de emergencias y la difusión de campañas de salud”, expresó Urrutia.

En Bogotá, el 80 por ciento del ruido es causado por el tráfico vehicular. “Por eso la invitación es a movilizarnos de manera sostenible, utilizando medios alternativos de transporte como la bicicleta o caminar. Juntos lograremos tener una ciudad con estándares de calidad, el control de ruido es tarea de todos”.

El ruido ambiental es la sumatoria de todas las fuentes generadoras que provienen de las actividades económicas, el tráfico, el sobrevuelo de aeronaves y las personas.