Las especies invasoras son aquellos animales, plantas u otros organismos que han sido introducidos deliberadamente o de manera accidental por fuera de su hábitat natural. Son consideradas como una de las principales causas de pérdida de biodiversidad, generando además impactos económicos y afectaciones a la salud humana.

Para Hermán Amaya, director de la Corporación Autónoma Regional de Boyacá (Corpoboyacá), la belleza de estas plantas y animales esconde una plaga que está asfixiando los ecosistemas estratégicos del departamento, poniendo en un alto peligro a la biodiversidad boyacense.

Le puede interesar: Intensifican controles contra el caracol africano en Quindío

Según el funcionario, Boyacá cuenta con seis plagas o especies invasoras que día a día ponen en riesgo la flora y fauna nativa. Se trata del retamo espinoso, ojo de poeta, retamo liso, buchón de agua, caracol gigante africano y cangrejo rojo o americano.

Se busca, la campaña que busca controlar las especies invasoras en Boyacá. Foto: Corpoboyacá.

“Ante esto, urge poner en marcha acciones de contención y planes de manejo de especies invasoras de la mano con las 87 alcaldías de la jurisdicción y la ciudadanía para evitar su propagación y comercialización”, indicó Amaya.

Le puede interesar: Alarma por aumento de casos de caracol gigante africano en Cartagena

Para el director de Corpoboyacá, la propagación de especies invasoras ha traído como consecuencia la afectación de áreas protegidas y zonas que proveen servicios ecosistémicos como la regulación hídrica, la generación de oxígeno y alimento, de los cuales depende el bienestar de la humanidad.

A través de sus redes sociales, la corporación mueve una campaña llamada “Se busca”, que busca sembrar conciencia ambiental en la ciudadanía para que conozca a las especies invasoras. “El llamado a la población es para que nos ayude a identificar la presencia de estas plagas en los municipios y veredas, además de denunciar su propagación y comercialización”, anota Amaya.

1. Retamo espinoso (Ulex europaeus)

Especie de planta originaria de Europa que está presente en aproximadamente 35 por ciento de los municipios de la jurisdicción de Corpoboyacá y pone en riesgo los ecosistemas de páramo desplazando a los frailejones. “Crece rápido y produce hasta 20.000 semillas al año por planta. Es considerada como una de las especies más invasoras del mundo”.


El retamo espinoso es una especie invasora que propaga los incendios. Foto: SDA.

2. Retamo liso (Teline monspessulana)

Para Corpoboyacá, este tipo de retamo ha sido una de las mayores preocupaciones en la última década a nivel internacional, nacional y regional. “Modifica los regímenes de incendios y limita el establecimiento y desarrollo de las especies nativas. Hace presencia en 17 por ciento de los municipios boyacenses”.


Los cerros orientales de Bogotá también cuentan con una alta presencia de este retamo. Foto: SDA.

3. Ojo de poeta (Thumbergia alata)

Especie originaria de África oriental. Es una planta trepadora de crecimiento rápido y agresivo, que puede tener más de 1.000 semillas que germinan rápidamente en uno o dos días. Su flor es naranja y llamativa. “Genera efectos graves a ecosistemas altoandinos, en los que homogeniza el paisaje llegando a acabar con las especies endémicas”, dice la corporación.


El ojo de poeta es una de las especies invasoras con mayor propagación. Foto: Instituto Humboldt.

4. Caracol gigante africano (Achatina fulica)

Caracol originario del este de África que es considerado como una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo. En la jurisdicción de Corpoboyacá se tienen registros en algunos municipios como Maripí, Otanche, Pauna, San Pablo de Borbur, Puerto Boyacá, Berbeo, Paez y Miraflores.

Le puede interesar: Plaga de caracoles africanos, ahora en Antioquia

Presenta una alta tasa reproductiva, puede poner entre 100 y 400 huevos por postura y tiene un promedio de vida entre 5 y 9 años. Desplaza especies nativas y causa daños irreparables a los ecosistemas, destruyendo además cultivos y generando grandes pérdidas económicas; hospeda y transmite parásitos que causan graves enfermedades a los seres humanos”, afirma Corpoboyacá.

El caracol gigante africano hacen presencia en varios departamentos de Colombia. Foto: Corpamag.

5. Cangrejo Rojo (Procambarus clarkii)

Cangrejo también llamado americano que es originario del noroeste de México y sur de Estados Unidos. Actualmente está distribuido ampliamente en todo el país, con reportes en los municipios boyacenses de Gachantivá, Villa de Leyva, Sutamarchán y Paipa. 

Este crustáceo invasor posee una gran capacidad de colonización de ecosistemas acuáticos, alterando las cadenas tróficas y desplazando poblaciones endémicas de peces, crustáceos, anfibios, entre otros. Por su actividad excavadora pueden afectar el fondo de las quebradas, lagunas, estanques y estructuras civiles”, anota la entidad.

El cangrejo rojo desplaza la fauna nativa y contagia enfermedades. Foto: Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal.

6. Buchón de agua (Eichornia crassipes)

Planta acuática incluida dentro de las 100 especies invasoras más peligrosas del mundo. Presenta una grave amenaza para los ecosistemas acuáticos del departamento, como los humedales, y compite por la luz, nutrientes y oxígeno con las demás especies de plantas nativas acuáticas, llegando a eliminar algunas de ellas. “Genera problemas ambientales y dificulta la actividad humana”, puntualiza Corpoboyacá.


El buchón de agua es una de las invasoras que más afecta a los humedales. Foto: Fundación Humedales Bogotá.