Un intenso debate ambiental y político se viene registrando en torno al nombramiento como ministro de Ambiente ad hoc a  Alberto Carrasquilla, actual ministro de Hacienda, para emitir un concepto ante el consejo consultivo de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, en el proceso de licenciamiento ambiental que se viene tramitando en el proyecto de explotación de oro que adelanta la empresa Sociedad Minera de Santander (Minesa), entre los municipios de California y Suratá, en Santander, en inmediaciones del Páramo de Santurbán. 

Le puede interesar: Santurbán sigue en el limbo

Activistas como el exministro de Medioambiente, Manuel Rodríguez, y Camilo Prieto, vocero del Movimiento Ambientalista Colombiano, calificaron el hecho como un completo desacierto. "Que nombren al ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, como ministro Ad-hoc para que participe en la decisión sobre si se adelanta, o no, el proyecto de explotación de oro en Santurban, es como poner a un ratón del director de vigilancia de una fábrica de quesos", indicó Rodríguez, en un trino.  

Al debate también se sumaron políticos como Gustavo Petro, Antonio Sanguino, Angélica Lozano, Aída Avella y Jorge Enrique Robledo, quienes criticaron la designación de Carrasquilla, funcionario al que le atribuyen la creación de los bonos de agua que finalmente generaron un grave perjuicio económico a cientos de municipios. 

Petro, por ejemplo, cuestionó duramente esta decisión a través de sus redes sociales. "El que se robó el agua de los niños en 400 municipios, ahora va por el agua de Santurbán para regalársela a los mineros del oro. ¿Cuántos bumangueses votaron por Duque para que le robaran el agua?", trinó. 

El alcalde de Bucaramanga, Manuel Azuero, a su turno, le pidió al presidente Iván Duque, rectificar la decisión de nombrar a Carrasquilla como ministro de Ambiente ah doc, tras el impedimento presentado por el jefe de esa cartera Ricardo Lozano en el pasado consejo de ministros

El mandatario local, en comunicación enviada al presidente de los colombianos, dijo que el funcionario elegido "no tiene ni la experiencia profesional ni la formación académica para" otorgar o no licencia al proyecto Soto Norte, que pretende explotar oro en cercanías al mencionado ecosistema. 

Le sugerimos: Otro no al proyecto de Minesa en el páramo de Santurbán

Azuero aseguró que Carrasquilla "no tiene la idoneidad para asumir las competencias del ministro de Ambiente en un proceso que el gobierno nacional debe tramitar con profundo rigor y aplicando plenamente el principio de precaución, pilar fundamental del derecho ambiental, previsto en la Declaración de Río, en la legislación nacional y en la jurisprudencia", djo. 
Erwing Rodríguez, entre tanto, director del Comité de Defensa del Agua y Santurbán, afirmó que entre quienes defienden el páramo existe un gran sentimiento de descofianza por la actuación que pueda tener el ministro de los bonos de agua.
"Es una gran paradoja es que el ministro Carrasquilla termine decidiendo el futuro de Santurbán y señale el camino por el derecho al agua y un entorno sano para las presentes y futuras generaciones de santandereanos”, añadió Rodríguez. 
Semana Sostenible consultó a la empresa Minesa para que presentara su posición en torno a este tema, sin emabrgo, la compañía anunció que no existe, por ahora, un pronunciamiento oficial en torno al mismo.   

¿Qué son los bonos agua?

Fueron un mecanismo financiero creado en 2007 para que los municipios que en ese instante no tenían acceso a créditos pudieran conseguir recursos para financiar infraestructura en agua potable y saneamiento básico

Estos bonos fueron estructurados para dejar como garantía los recursos del Sistema General de Participaciones con el objetivo de que los municipios pudieran tener recursos para financiar obras, a un plazo y tasa de interés previamente establecida. La empresa Konfigura, de la cual Carrasquilla era socio, fue la encargada de gestionar los créditos. Sin embargo, ante la imposibilidad de las localidades de reestructurar la deuda o pagarla anticipadamente, muchos municipios afrontaron graves problemas financieros.