En la playa Piscina Natural, ubicada en el sector de Arrecifes del Parque Nacional Natural Tayrona, 67 tortugas carey acaban de salir de sus cascarones para iniciar con el ciclo de sus vidas en las aguas saladas del océano Atlántico.

Las madres de estos reptiles recién nacidos llegaron a finales de septiembre a las playas del Tayrona a poner sus huevos. Funcionarios de Parques Nacionales Naturales encontraron el nido y decidieron monitorearlo frecuentemente para que no fueran víctimas de otros animales o de hombres malintencionados.

Le puede interesar: El crítico estado de la especie más bella del mundo

Los guardaparques del Tayrona vigilaron los huevos durante cerca de 65 días. En el proceso de eclosión encontraron 67 neonatos vivos, muchos de los cuales fueron ayudados a salir de sus huevos. Los que no sobrevivieron y las cáscaras de los huevos ya eclosionados, fueron cubiertos con arena para su proceso natural de descomposición”, informó Parques.


Todos los años, miles de tortugas nacen en las playas del Tayrona para coger rumbo hacia el océano Atlántico. Foto: PNN.

Según la entidad, el nacimiento de las 67 tortugas carey (Eretmochelys Imbricata), demuestra el buen estado de conservación de los ecosistemas marino-costeros presentes en el Tayrona, como las playas, arrecifes coralinos y pastos marinos, sitios donde anidan y se alimentan estas especies marinas.

De las ocho especies de tortugas marinas existentes en el mundo, cuatro llegan todos los años al Parque Tayrona entre marzo y septiembre a poner los huevos: la careta gogó o cabezona, caná, carey y la verde.

Le puede interesar: Tortuga gigante que se consideraba extinta hace 100 años fue encontrada en Ecuador

Estas tortugas llegan al área protegida por el buen estado de conservación de la arena de la playa y el control que hace el personal de Parques del área protegida, quienes evitan fogatas, luces y la presencia de visitantes en horas de la noche”, anotó la entidad.

Expertos de Parques Nacionales ayudaron a salir de sus huevos a estas tortugas y les dieron una mano para que lograran llegar a la playa. Foto: PNN.  

Las tortugas marinas ayudan a que las costas sean mucho más saludables, ya que al anidar en las playas remueven miles de toneladas de arena. Además, sus huevos son fuente de nutrientes para diferentes especies, desde insectos hasta aves. 

Le puede interesar: Murió una de las tortugas más amenazadas del mundo

Según Parques Nacionales, estos reptiles controlan la población de algas y medusas y son pequeños oasis flotantes para muchas especies que se aproximan a ellas buscando resguardo de otros predadores.


Huevos de las tortugas carey al inicio de la eclosión. Foto: PNN.

“Sin embargo, son amenazadas por predadores naturales como el zorro perro, el cangrejo y maría mulata, al igual que la marea alta y marejadas. Pero sus mayores verdugos son las actividades del ser humano, como la disposición inadecuada de residuos sólidos y vertimientos, la comercialización de sus huevos para consumo y la realización de artesanías con su caparazón”, denunció PNN.

Esta tortuga esta considerada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como una especie en peligro crítico de extinción, principalmente por su acelerada caza y consumo humano.