En China anualmente son sacrificados 10 millones de perros y 4 millones de gatos para el consumo humano, según la organización Humane Society International. 

Por esa razón, el anuncio hecho por el Ministerio de Agricultura de China de prohibir su cría en granjas fue recibido con beneplácito ya que dicha disposición señala un giro de importancia crucial en los deseos de ese país de poner fin al comercio de perros y gatos. 

Le sugerimos: Ciudad china prohíbe el consumo de perros y gatos

A su turno, la organización animalista Personas por el Trato Ético de los  Animales (PETA) consideró que este era un paso monumental en la dirección correcta. Sin embargo, solicitó al Gobierno chino adelantar acciones más eficientes para hacer frente a los abusos contra los animales en ese país, lo que incluiría la formulación leyes en pro del bienestar animal. 

El solo hecho de no considerar a los perros como ganado ya es un hito. La noticia se conoció luego de que el ministerio publicó el catálogo de recursos genéticos de ganado y aves de corral. Se trata de una lista de 33 especies que pueden ser criadas en el país, entre las cuales se encuentran el zorro ártico, el visón, el zorro plateado y el tanuki o mapache japonés, los cuales fueron categorizados como especiales, lo que implica que se purden criar, pero no comer.  


En algunas provincias de China el gobierno ha comenzado a ofrecer subsidios a los criadores de especies como perros para que dejen esas actividades y se dediquen a la agricultura o ganadería. Foto: Pixabay.  

“La FAO (Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura) no incluye a los perros entre el ganado en sus estadísticas. Con el paso del tiempo, las ideas de la gente sobre el civismo y los hábitos alimenticios han ido cambiando constantemente, y algunas costumbres tradicionales sobre los perros también cambiarán”, indicó el ministerio en un comunicado. 

Esa cartera ministerial sostuvo, además, que hoy en día los perros tienen otros usos, reflejados en las funciones de animal de compañía, de ayuda policial en rescates y búsqueda, o para acompañar y guiar a los invidentes. "Tienen una relación más cercana con los seres humanos”, explicó. 

Le puede interesar: El coronavirus podría ser una bendición para los animales salvajes

En el comunicado se hizo énfasis en que durante el proceso de recepción de solicitudes y opiniones establecido por las autoridades, la mayoría de personas que se pronunciaron al respecto ante el Ministerio consideraban que los perros no debían ser incluidos en el listado de ganado. 

Esa circunstancia, junto al hecho de que se relacionó el consumo de animales exóticos y salvajes en un mercado de Wuhan con la aparición de la covid-19, virus que tiene sumido al mundo en una grave crisis, motivó la decisión que hoy celebran los amantes y defensores de animales.