En el barrio Mirador de la Hacienda del municipio de Floridablanca (Santander), fue asesinada en las últimas horas Yamile Guerra, una líder social y política que era abogada y defensora del Páramo de Santurbán. 

Las primeras informaciones apuntan a que el crimen estaría relacionado con un litigio de tierras en el mencionado municipio en el que también fue asesinado su padre, Hernando Guerra.

Según declaraciones dadas por Ricardo Arciniegas, secretario de Interior de Floridablance a el diario Vanguardia Liberal, la víctima habría sido citada para la negociación de unos terrenos. 

“Ella mostró unos planos y cuando se disponía a retirarse una de las personas le disparó en el pecho, causándole la muerte. Según la Policía Nacional, pudo ser por los problemas de invasiones en este sector, la titularidad de los predios y la oposición a la venta de una finca”.

Le puede interesar: Los líderes sociales hacen un llamado de auxilio a la sociedad

Diferentes sectores políticos expresaron su rechazo a este crimen. El gobernador de Santander, Didier Tavera Amado, solicitó a la Fiscalia y a la Policía actuar con prontitud para esclarecer el hecho y capturar cuanto antes a los autores intelectuales y materiales.

Por su parte, el alcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, activó un plan candado para tratar de dar con los responsables del asesinato.

Guerra, quien tenía 42 años, fue secretaría general de la Personería de Bogotá, personera de Matanza (Santander) y contralora del municipio de Rionegro, en ese mismo departamento. Actualmente, se desempeñaba como periodista en Santander. 

Sin embargo, el de Yamile Guerra no fue el único asesinato registrado mientras se celebraba el Día de la Independencia y el presidente, Iván Duque, anunciaba una reducción de 35% en las muertes de líderes sociales durante su mandato.

En Caquetá fue asesinado Arbey Ramón, tesorero del comité pro carretera del caserío Miramar del municipio de La Montañita. De acuerdo a reportes preliminares, el hombre fue asesinado cuando se disponía para asistir a una reunión del mencionado comité.

Con estos dos crímenes aumenta a 83 el número de líderes sociales asesinados en lo corrido de 2019 y a 190 en lo que va del actual gobierno.

Congresistas de la oposición hicieron un llamado para que los colombianos se manifiesten en contra de estos crímenes en una movilización nacional el próximo 26 de julio.