Un llamado de alerta realizó la Procurduría General de la Nación, por medio de la Procuraduría Agraria y Ambiental de Antioquia, ante los posibles impactos ambientales que ocasionaría el proyecto minero Quebradona, que promueve la multinacional Anglogold Ashanti en los municipios de Jericó y Támesis (Antioquia). 

A través de dos autos, el ente de control le dio a conocer al gerente de Empresas Publicas de Medellín (EPM) y al director de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) una serie de problemas que generaría la explotación de esta mina durante 38 años, en un área de 471 hectáreas, que comprende cuatro predios en las veredas Cauca y Quebradona, en Jericó. 

Le sugerimos: Con firmas quieren evitar que se otorgue licencia al proyecto Quebradona

Luego de revisar el informe de evaluación ambiental del proyecto, el Ministerio Público alertó por las potenciales modificaciones en las condiciones del terreno, en la estabilidad de la zona, en las dinámicas naturales del agua, en el cauce del río Cauca y en el hábitat de la fauna y flora de la región. Sostuvo, además, que esta iniciativa minera podría generar una nueva condición geomorfológica en el suroeste antioqueño, causando deslizamientos, desprendimientos, hundimientos y otros fenómenos de carácter geológico que impliquen cambios en la estabilidad del terreno

“En la medida en la que se avance en la construcción de los túneles, mayor será el área en donde se presenten inestabilidades dentro de los mismos. Así mismo, las inestabilidades pueden generarse por el desarrollo de diversas actividades y magnificarse en la medida en la que más actividades se realicen sobre la misma área”, indicó el órgano de control. 

La Procuraduría hizo especial énfasis en el depósito de relaves filtrados, que tendrá una capacidad total de 62,6 Mm3, y serán generados durante la fase de producción. Considera que se modificarán las características geomorfológicas del área de manera significativa, por lo que el impacto fue catalogado como severo. Advirtió que se trata de una zona que ha sufrido históricamente de deslizamientos.


Impacto ambiental que generará el proyecto minero Quebradona en sus fases de construcción y producción. Fuente: Procuraduría General de la Nación. 

El Ministerio Púbico también llamó la atención por los cambios en la dinámica del agua subterránea. Señaló que de acuerdo con la evaluación realizada por  la misma multinacional, durante el desarrollo productivo se puede provocar la perdida o reducción del caudal de manantiales o afloramientos de agua subterránea. “Alteraciones en las características fisicoquímicas y microbiológicas de las aguas superficiales ocasionadas por el aporte de sustancias y residuos originados en la ejecución de las obras y actividades del proyecto”, son otras consecuencias proyectadas, las cuales contempla el informe de evaluación ambiental. 

Le recomendamos: Con video-carta piden al presidente Duque impedir la explotación minera en Jericó

El organismo de control indica que el proyecto, a largo plazo, podría afectar el caudal y las características fisicoquímicas del agua del río Cauca, perturbando su funcionamiento hasta el punto de afectar su vida útil, situación que también impactaría negativamente en la operación de Hidroituango.


La Procuraduría advierte que el proyecto minero podría afectar el caudal y las características fisicoquímicas del agua del río Cauca. Foto: EPM. 

No obstante, la compañía asegura que durante las casi cuatro décadas que durará el proyecto, no usará el agua que suministra al municipio de Jericó y que durante las fases de construcción y operación usarán menos del 1 por ciento del volumen del río Cauca. 

En lo concerniente a la fauna y flora, la Procuraduría reparó en que se reemplazarán zonas boscosas por obras del proyecto. Entre tanto, el informe da cuenta, entre líneas, sobre la afectación que podrían sufrir las especies de la zona producto de la fragmentación y pérdida de habitat, "lo que alterará su composición y riqueza".

Ante este panorama, la Procuraduría le solicitó solicitar a EPM y a la Anla dar a conocer si existe algún estudio en marcha, o presupuestado, que contemple lo expresado en ese requerimiento. "De la misma manera les requerimos formalmente a que se implemente todas las medidas necesarias que demande la advertencia consignada en este exhorto, de lo cual deberá informarnos”, pidió la Procuraduría Agraria y Ambiental de Antioquia.

AngloGold Ashanti responde

Frente lo expuesto por la Procuraduría Agraria y Ambiental de Antioquia, AngloGold Ashanti, cuyas oficinas principales están en Sudáfrica, señalaron que a la fecha no han sido notificados de ningún acto administrativo por parte de ese órgano de control. 

Su filial en Colombia informó que el proyecto minero Quebradona “tiene como propósito convertir la riqueza mineral del territorio en su progreso ambiental, económico y social y para hacer esto posible ha sido diseñado cumpliendo con los más altos y modernos estándares técnicos y ambientales”.

Le puede interesar: Comunidad de Jericó sigue oponiéndose a proyecto minero

Agregó que esa compañía tiene la certeza de que Quebradona integra todos los componentes requeridos por las autoridades y la Ley colombiana para ser un proyecto viable, seguro y sostenible. "Además, refleja todos aquellos aspectos que han sido manifestados por los habitantes de la zona de influencia, asegurando así que cumple con su propósito de generar progreso ambiental, económico y social”, mencionó la multinacional en un comunicado de prensa.

AngloGold Ashanti controvirtió a la Procuraduría  al señalar que para el caso de Quebradona, "es un depósito de relaves filtrados, alternativa moderna que es considerada como una de las más seguras para el manejo de estos materiales y que difiere sustancialmente de aquellos métodos que han sido mencionados por el señor procurador y replicado en algunos medios de comunicación", expresó. 

La empresa dijo valorar el interés del Procurador Delegado para Asuntos Ambientales y Agrarios por el proyecto Minera de Cobre Quebradona y lo invitó a notificar formalmente sus preocupaciones y así generar espacios formales de diálogo con el propósito de resolver sus dudas y aclarar sus inquietudes.

Lea también: Sigue el tire y afloje por mina de cobre en Jericó

Actualmente el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) se encuentra siendo evaluado por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA). Sobre el mismo, la compañía indicó que es producto de 14 años de exhaustivos análisis, completos estudios técnicos y diálogo constante y abierto con la comunidad.

"En este momento, AngloGold Ashanti está preparando las respuestas a los requerimientos de información adicional que le formuló la Anla,  dentro del cumplimiento en tiempo y forma del proceso normal de licenciamiento ambiental", puntualizó la compañía.