Este martes será decisivo. Aunque hay ambiente mayoritario para aprobar la Ley que pondría fin al uso y producción del asbesto en Colombia, hay profundas diferencias entre las dos ponencias que se discutirán. Una es radical, y en ella se niega cualquier posibilidad de explotar y exportar el material. En la otra en cambio, se deja abierta la posibilidad de producirlo en el país.

Pero, ¿por qué este material suscita tanto debate?, ¿sólo se encuentra en las tejas o está en otro lugar?, ¿existen países que han dicho no a su uso? Frente a tantas preguntas algunas claridades.

¿Qué es el asbesto?

Según el Instituto Nacional del Cáncer, de Estados Unidos, este material también llamado amianto es el conjunto de minerales fibrosos que resultan resistentes al calor y a la corrosión.

Lea también: Podría caerse la ley que busca prohibir el asbesto

Estas fibras se encuentran en el suelo y las rocas en muchas partes del mundo. Están hechas principalmente de silicio y oxígeno, aunque también contienen otros elementos. De acuerdo a la American Cancer Society, existen dos tipos principales de asbesto:

En 60 países del mundo se ha prohibido el uso del asbesto. Foto: Getty Images

  • El crisotilo, conocido también como asbesto blanco. Es el más común en las aplicaciones industriales. Al observase con un microscopio, las fibras se encuentran enrolladas entre sí en un espiral, razón por la cual a esta forma se le conoce como asbesto serpentina o de fibras rizadas.
  • Las fibras de anfíbolas están en forma de agujas rectas. Existen varios tipos como amosita (asbesto marrón o café), crocidolita (asbesto azul), tremolita, actinolita y antofilita.

¿Dónde se encuentra el asbesto?

Debido a estas propiedades, el asbesto se ha usado en productos comerciales, como materiales a prueba de fuego y de aislamiento, frenos de automóviles y materiales para paneles de yeso.

También le puede interesar: Asbesto: una sustancia mortal más cercana de lo que se cree

Desde la revolución industrial, el asbesto se ha utilizado para aislar fábricas, escuelas, casas y barcos, al igual que para fabricar partes de los frenos y el embrague de automóviles, tejas para techos, losas para el piso, cemento, textiles y cientos de otros productos

Tubería en Colombia es hecha con asbesto. Foto: Getty Images

¿Cómo se exponen las personas al asbesto?

Si los productos que contienen asbesto son alterados, se liberan al aire fibras pequeñas. Cuando se inhalan estas pueden quedar en los pulmones y permanecer allí por largo tiempo. Con el tiempo, las fibras de asbesto acumuladas pueden provocar inflamación y cicatrización de tejido, lo cual puede afectar la respiración y causar problemas graves de salud.

En Colombia, muchas casas utilizan tejas hechas con asbesto. Sobre todo en lugares vulnerables. Foto: Getty Images

Vea también: Los oscuros peligros del asbesto

En el aire, el agua y el suelo hay niveles bajos de fibras de asbesto. No obstante, la mayoría de las personas no se enferma debido a este tipo de exposición. En general, las personas que se enferman son las que han tenido una exposición frecuente y con frecuecia en su trabajo por contacto directo con el material o por exposición considerable en el medio ambiente.

¿Por qué el asbesto es perjudicial para la salud?

De acuerdo a lo planteado por la American Cancer Society, durante la primera mitad del siglo veinte, crecía la evidencia que mostraba que la respiración en lugares con fibras de asbesto causaba deformidad cicatricial en los pulmones. La exposición a este polvo en el lugar de trabajo no estaba controlada en ese momento. Inglaterra fue el primer lugar durante la década de 1930 en donde se tomaron medidas para proteger a los trabajadores de la industria del asbesto al instalar sistemas de ventilación y escape de emisiones. No obstante, durante los grandes esfuerzos de construcción de barcos en la Segunda Guerra Mundial, una gran cantidad de trabajadores estuvieron expuestos a niveles elevados de asbesto.

Durante la segunda mitad del siglo veinte, a medida que se fueron detectando mejor los cánceres relacionados con el asbesto, se fueron tomando medidas para reducir la exposición, estableciéndose así los estándares contra la exposición, al igual que las leyes que prohíben el uso del asbesto para los materiales de construcción.

De su interés: El asbesto tendría sus días contados en Colombia

En Estados Unidos ha habido una disminución drástica en la importación y uso del asbesto desde mediados de la década de 1970, habiéndose desarrollado otras alternativas de materiales aislantes. Como consecuencia de esto, la exposición al asbesto ha disminuido drásticamente. Sin embargo, es utilizado todavía en algunos productos y aún es posible exponerse a él en algunos edificios antiguos y tuberías, entre otras estructuras.

¿Dónde ha sido prohibido el asbesto?

En la Unión Europea se prohibió desde 2005, aunque no exige la eliminación del material en las estructuras ya existentes. No obstante, su uso en grandes cantidades continúa ocurriendo en algunos países.

Foto: Getty Images

Según la organización ambientalista Greenpeace ya son más de 60 los países que ya dijeron no a este material, entre los que se encuentran Argentina, Uruguay y Chile. Sus consecuencias negativas y hasta mortales están comprobadas, pero en Colombia aún se sigue luchando por la aprobación del proyecto de ley Ana Cecilia Niño, que busca preservar la vida y la salud de todos los colombianos frente a los riesgos que representa la exposición al asbesto.

¿En qué se diferencian los dos proyectos de ley que buscan acabar con el uso de asbesto?

Mauricio Toro, representante de la Alianza Verde y uno de los ponentes, ha radicado una ponencia que busca la prohibición completa del asbesto, y que ésta entre en vigencia en los próximos dos años. La otra propuesta la hicieron los representantes Jairo Cristo, de Cambio Radical, y Henry Correal del Partido Liberal. Ellos, por su parte, buscan reemplazar la palabra “prohibición” por la palabra “eliminación”; y permitir que las actividades de explotación y exportación del asbesto se sigan efectuando por el tiempo que duren los títulos mineros vigentes, lo cual abre la posibilidad para que se siga dando su comercio hasta el año 2036, según datos del Ministerio de Minas.

Lea también: El largo camino para prohibir el asbesto

Ante la gravedad de estos cambios, el Representante Toro ha manifestado “Nunca este proyecto había estado tan cerca de ser realidad. Ya se ha hundido siete veces. Sin embargo, la otra ponencia es una falsa ilusión para las miles de víctimas. No podemos permitir que los mineros, sus familias, sus vecinos y todas las personas relacionadas con la cadena de producción y exportación sigan condenadas al cáncer hasta el año 2036 por defender los intereses de una sola empresa que ha sido cuestionada”.

El Ministerio de Minas en concepto técnico sobre el Proyecto, certificó que existen tres títulos mineros para asbesto vigentes en Colombia, de los cuales dos pertenecen a la empresa “Las Brisas Colombia S.A.” y uno de estos títulos podría posibilitar la explotación del mineral hasta el año 2036. Sobre esta empresa, en 2017 la Contraloría General evidenció prácticas peligrosas y posiblemente contaminantes en sus minas.