Para talar un árbol en un predio privado en Bogotá es necesario solicitar un permiso ante la Secretaría de Ambiente de la administración distrital. 

Ese trámite puede tardar días o en ocasiones meses. Sin ese documento el propietario del inmueble no puede podar la planta. 

Aprovechándose de la necesidad de los interesados, pero sobre todo de su ingenuidad, una empresa aseguraba tener los tramitadores necesarios ante la Secretaría para adelantar en tiempo récord los permisos para la tala y poda del arbolado en diferentes zonas de la capital del país.  

"La Secretaría de Ambiente dio traslado a la Fiscalía para que se inicie la noticia criminal. Estamos recopilando todas las pruebas para que se pueda dar con el paradero de estas personas inescrupulosas que aprovechan la ingenuidad de las personas para estafarlos”, señaló Óscar López, el subsecretario de Ambiente. 


Le puede interesar: La pelea por la tala de árboles en Bogotá hasta ahora comienza


El funcionario explicó que dicha dependencia contaba con un punto de atención al ciudadano compuesto por profesionales que se encargan de orientar a todas las personas que necesiten adelantar cualquier tramite ambiental.

"No solamente se puede efectuar el tema de arbolado urbano, también se pueden expedir los permisos de vertimiento de aguas, de emisones y cualquier otra autorización ambiental. Lo importante es que la gente sepa que no puede actuar sin un permiso previo otorgado por la autoridad ambiental", explicó. 

El subsecretario de Ambiente resaltó que todos los casos de tala de árboles deben estar soportados por un ingeniero forestal, el cual es el encargado de elaborar la ficha de la planta. 

"Luego de tener este documento, la persona se remite a la Secretaria Distrital de Ambiente y allí nuestros técnicos hacen la evaluación para la poda, la tala, el traslado o cualquier situación que tenga que ver con el árbol, ya sea en espacio publico o privado", manifestó. 


Le sugerimos: "Hay árboles que están en perfectas condiciones y no hay razón para que se talen": Personera de Bogotá

El Funcionario recordó que hace unos meses se había registrado un caso similar en el que fueron capturados dos extorsionistas que se hacían pasar por funcionarios de la Secretaría de Ambiente para exigir dinero a cambio de evitar comparendos ambientales por disposición ilegal de escombros y material de construcción en espacio público.

"A través de las pesquisas que se hicieron se pudieron identificar dos personas que se hacían pasar por funcionarios de la Secretaría y le pedían a sus víctimas que les consignaran cierta cantidad de dinero para que esa dependencia no adelantara procesos sancionatorios ni de cierre", dijo López, quien informó que a los implicados ya les fueron formulados cargos y se estaba a la espera de la sentencia. 


Le recomendamos: Advierten afectación de aves insectívoras y migratorias por tala de árboles en Bogotá


Según López, los falsos funcionarios operaban en varias localidades del sur y occidente de la capital, dejando por debajo de las puertas de las viviendas, locales comerciales y bodegas, avisos de la imposición de multas a nombre de la Secretaría. 

"La misiva estaba acompañada de un número telefónico de contacto para posteriormente negociar con un supuesto inspector de obras, el pago de una suma de dinero que oscilaba entre los 500 mil y hasta 1 millón de pesos para evitar el pago de una multa por 3 millones y medio de pesos. El dinero era consignado a través de una agencia de giros", afirmó. 

Peñalosa ‘contraataca‘

Por otro lado, el alcalde Enrique Peñalosa decidió salirle al paso a los cuestionamientos hechos por la personera del Dristrito, Carmen Teresa Castañeda, quien hace unos días había señalado presuntas irregularidades en los procesos de socialización de la tala de árboles, así como en la realización de los estudios técnicos. 

El mandatario de los bogotanos aseguró que acataban la solicitud hecha por la Personería de suspender la poda de árboles en la ciudad, no sin antes recalcar que si se llegaba a registrar algún accidente con alguna de estas plantas la responsabilidad debería ser asumida por el ente de control. 

"Sí se cae un árbol y llega a herir a alguien, a matar a alguien, es claramente responsabilidad de la Personería que nos ha prohibido en este momento avanzar con la tala", apuntó el Alcalde.  


Peñalosa aprovechó para defender la labor del Jardín Botánico, ya que -según él- antes no existía ninguna entidad que se encargara de la arborización en la ciudad.


Puede leer: ¿Bogotá perdería autonomía sobre sus humedales?

"Por cada árbol que ha sido talado se siembran por lo menos 10 adicionales; es importante tener una ciudad bien arborizada, debemos tener mucho cuidado porque queremos una ciudad bien arborizada, pero con árboles sanos y vigorosos", puntualizó Peñalosa. 

Por su parte, la personera Carmen Teresa Castañeda fue clara al indicar que esa entidad no le ha dado ninguna orden a la administración distrital de suspender la tala de árboles, ya que simplemente, en un ejercicio de control preventivo ese organismo tan solo sugiere, recomienda o solicita, pero jamás ordena.   

"Esta decisión fue únicamente de la administración distrital”, recalcó la Personera.