Lograr que el desarrollo sostenible y las acciones contra el cambio climático sean parte de la agenda de crecimiento económico, reducción de la pobreza y la inequidad son para Juan Pablo Bonilla, gerente del Sector de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, los mayores retos de América Latina frente al tema de sostenibilidad. 

El doctor en gestión ambiental y energética de la Universidad George Washington considera que en la región todavía faltan políticas públicas para coadyuvar en la mitigación del cambio climático y es necesario vincular la inclusión en el desarrollo sostenible. 

Le puede interesar: Corea contribuirá en la lucha de Colombia contra el cambio climático

Bonilla será uno de los participantes en la tercera edición de la Cumbre de Sostenibilidad que se realizará este 27 de agosto, desde las siete de la mañana, en el Movistar Arena, en Bogotá,  bajo el eslogan “Bicentenario, una mirada de transformación y sostenibilidad”.

Semana Sostenible habló con él sobre este y otros temas que permiten desarrollar un punto de vista crítico sobre cómo esta el continente suramericano en este aspecto. 

Semana Sostenible: ¿Cuáles son los principales retos y riesgos de América Latina en sostenibilidad y cambio climático?

Juan Pablo Bonilla:  El gran riesgo de la región es entender y lograr que el desarrollo sostenible y, en particular, las acciones contra el cambio climático sean parte de la agenda de crecimiento económico, reducción de la pobreza y la inequidad; que entendamos que no es un tema de los ambientalistas: es un reto que todos debemos afrontar.

Le sugerimos: Cambiar el uso de la tierra, esencial para mitigar el cambio climático

También necesita desarrollar infraestructura sostenible, ciudades resilientes desde lo ambiental y lo social. Parte fundamental del desarrollo sostenible debe ser la inclusión; no podemos hablar de movilidad eléctrica, energía renovable o de economía circular si esto no beneficia a las personas más vulnerables de nuestra sociedad. 

SS: ¿La región está adoptando políticas públicas para coadyuvar en la mitigación del cambio climático?

J.P.B.: . La mayoría de los países están trabajando sobre tres ejes principales: cumplir con sus contribuciones determinadas presentadas a las Naciones Unidas como sus obligaciones a nivel nacional (NDC); implementar medidas para que los flujos financieros se alineen a acciones de mitigación y adaptación al cambio climático, y generar estrategias para movilizar recursos adicionales internacionales que puedan contribuir a ambos ejes. 

“El gran riesgo de la región es entender y lograr que el desarrollo sostenible sea parte de la agenda de crecimiento económico, reducción de la pobreza y la inequidad”, Juan Pablo Bonilla.

SS: ¿Qué acciones se están generando desde el BID para impulsar en la región actividades de desarrollo vinculadas al cambio climático?

J.P.B.: Desde antes del Acuerdo de París, el BID ha desarrollado operaciones y proyectos para enfrentar el gran reto generado por el cambio climático. En 2016, adoptó el mandato de que el 30 % de su cartera tiene que ser financiamiento verde. Esto ha sido acompañado con programas como el NDC Accelerator, que ayuda a los países a cumplir sus contribuciones nacionales determinadas (NDC) e invertir donde haya más impacto. Además de recursos financieros, cumplimos un rol importante en la formación de conocimiento que ayude a la definición de políticas públicas. 

SS: ¿Hay un modelo ideal que los países deberían adoptar?

J.P.B.: No. Cada país tiene sus propios retos y particularidades. No es factible comparar uno del Caribe con uno en el Cono Sur. Por eso hay que tener en cuenta que cada país tiene una gradualidad en la transición para cumplir el Acuerdo de París y los impactos sociales son diferentes. 

SS: ¿Qué país considera usted que está bien encaminado en ese sentido?

J.P.B.: América Latina y el Caribe, en general, están avanzando en el sentido correcto. Muchos de los países, incluido Colombia, están incrementando la energía renovable no convencional, la movilidad eléctrica está llegando fuertemente a la región y se están haciendo mejoras importantes en eficiencia energética.

Le recomendamos: 
Cambio climático: por qué el consumo de carne y lácteos tiene tanto impacto

Es importante mencionar que todos los países necesitan invertir en la mitigación y adaptación al cambio climático, pues las pérdidas por desastres naturales han incrementado más de 1.000 % en comparación con los años setenta.