Expertos en temas ambientales señalan los principales retos que tendrá el presidente Iván Duque y su ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, en este sector durante su mandato. 

Adriana Soto, consultora y exviceministra de Ambiente. 

Lo primero es tratar de frenar la deforestación en áreas que son claves para la regulación climática del país como la Amazonía o en la Sierra Nevada de Santa Marta, es decir, en zonas indispensables para la regulación del agua.

Aunque el Gobierno pasado logró conocer en dónde se estaba deforestando, ahora necesitamos pasar del qué está sucediendo al cómo vamos a frenar esta tasa de destrucción.

Otro reto es hacer que la economía pueda seguir creciendo sin que esto implique un deterioro del capital natural.

Germán Andrade, profesor de la Universidad de los Andes y exdirector científico del Instituto Humboldt

No podemos reducir la estrategia solo a áreas protegidas; debemos mantener y recuperar las funciones ecológicas para el bienestar y hacer las suficientes transiciones socioecológicas.

Alejandro Reyes, abogado de la Universidad Javeriana de Bogotá y Sociólogo experto en temas de tierra.

El desafío más grande es ordenar la propiedad de la tierra para desconcentrarla, dar seguridad y claridad a los derechos de propiedad y mejorar el uso productivo, para lo cual es indispensable hacer un nuevo catastro y subordinar el registro a este, al revés de lo que hoy ocurre.

Así es posible evitar el absurdo ‘Tierra Bomba‘, en Cartagena, una de las estructuras de propiedad más antiguas del país, donde hay 1.640 hectáreas en el catastro y 6.400 acreditadas como derechos de propiedad en el registro de instrumentos públicos. Así pasa en muchos lugares y rara vez coinciden los linderos y áreas en el catastro y el registro.


Bernardo Toro, asesor de la Fundación Avina

Con la participación del Estado local y las comunidades, hay que frenar el avance de la deforestación en los territorios dejados por las Farc y controlar la minería ilegal de retroexcavadoras, dragas, mercurio y cianuro.


Alejandro Ayala, director de la Fundación Palmarito.

El presidente que llega tendrá que implementar las medidas necesarias para conducirnos por la senda de la adaptación del país, de nuestra sociedad, a las consecuencias del cambio climático.

¿Por qué?, porque no es posible seguir hablando del cambio climático como un fenómeno que pueda presentarse o no. Ya llegó, ya está aquí. Nuestra raza lo provocó y solo a nuestra raza corresponde corregir, hasta donde nos sea posible, los errores cometidos.

Gustavo Wilches, ambientalista y especialista de Gestión del Riesgo.

Fortalecer integralmente el proceso de paz. La sostenibilidad o resiliencia de las ciudades no se logra de los muros de las ciudades hacia adentro, sino a través de construir relaciones de solidaridad, equidad y reciprocidad entre el medio ubano y el medio rural, de manera que las comunidades del campo puedan contar con las condiciones necesarias para ejercer el derecho a la vida con calidad.

Isabella Barrios, gerente arquitectura social de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI).

El tema que no puede dejar de trabajar el próximo presidente es la generación de bienes públicos de calidad para todos los habitantes del territorio colombiano, con especial énfasis en las zonas que fueron más afectadas por el conflicto.

Sin esto jamás tendremos una sociedad equitativa, incluyente y reconciliada.

Jimena Puyana, oficial de medio ambiente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). 


El reto es encontrar la forma sostenible de cerrar las brechas en las zonas rurales más afectadas por el conflicto y que son de alta biodiversidad.

Además implementar la reforma rural integral con sostenibilidad.

Julio Carrizosa, ambientalista y exrector de la Universidad Nacional.


Para mí el ambiente es lo que nos rodea: lo ecológico, lo económico y lo social, por lo tanto, la gran prioridad ambiental del próximo Gobierno es disminuir las muertes violentas, para lo cual es necesario que cumpla estrictamente el acuerdo de paz, que continúe las conversaciones con el Eln y que encuentre una solución no violenta al narcotráfico.

Podría ser convertir la restauración ecológica en un instrumento que asegure a los pobres del campo un ingreso suficiente para solucionar sus necesidades de alimentación, techo, salud y educación.

Luisa Lema, Master of Environmental Management de la Yale University

El reto será el mismo, que en el país el desarrollo económico y la gestión ambiental no se perpetúen como dimensiones en permanente conflicto, sino que generen el diálogo necesario para materializar un modelo de desarrollo sostenible.

Para ello, el Gobierno central tendrá que convertir en acciones la biblioteca de regulaciones y políticas que existe. Eso obliga a robustecer la capacidad de las entidades del Sistema Nacional Ambiental, y trabajar de cerca con el Congreso y los entes de control.

Manuel Rodríguez, exministro de Ambiente

En los últimos dos años se ha incrementado de forma dramática la deforestación, particularmente en el norte de la región amazónica.

Hay ahora que incluir acciones políticas y de orden público. Hay empresarios criminales que financian la destrucción de la selva para montar fincas ganaderas, así como acaparamiento de tierras para especulación. Lo que ha pasado en el Parque Tinigüa es inimaginable.

Maria Alejandra Vélez, docente de la Universidad de los Andes.

Según el Ideam en el 2016 la tasa de deforestación en Colombia aumentó en un 44 por ciento con respecto a la registrada en 2015.

Esto no solo representa una enorme pérdida de servicios ecosistémicos y de capital natral para utilizar el lenguaje de la misión de crecimiento verde, sino que además es nuestra mayor contribución a la emisión de dióxido de carbono.

Mauricio Cabrera, coordinador de políticas de temas mineros en el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF)

El fortalecimiento institucional minero y ambiental, crear instrumentos de manejo y control de la minería por tamaños de las minas, así como la licencia ambiental en fase exploratoria, la no expedición de títulos en la Amazonía ni en el Pacífico y el apoyo a pequeña minería, son algunos de los retos. 


Rodrigo Suárez, exdirector de cambio climático del Ministerio de Ambiente

El tema más importante en temas de cambio climático tiene que ver con la adaptación y gestión del riesgo, asociado este último a la variabilidad climática.

Hemos tenido fenómenos de Niña y Niño que han generado inundaciones y deslizamientos o incendios, y pérdidas de vida y biodiversidad a demás de económicas.

Por tanto es fundamental la inclusión de la variabilidad climática en la planificación: planes de cuencas, territoriales, sectoriales, entre otros, así como en los proyectos de interés nacional estratégico.

Sandra Bessudo, directora de la Fundación Malpelo

Para poder mantener nuestra categoría de país megadiverso (además de cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible) necesitamos un gobierno comprometido con el medio ambiente, que inicie la transición del país hacia las energías limpias, que aumente el número y el tamaño de las áreas protegidas, y que así mismo fortalezca el sistema judicial ambiental del país, sancionando los crímenes ambientales y protegiendo nuestra riqueza natural como lo que realmente es: nuestro más grande tesoro.