Loras, guacamayas, tortugas, boas, iguanas y un armadillo pasaron por largos y extensos procesos de rehabilitación y recuperación.  Profesionales del Instituto de Protección y Bienestar animal de Bogotá, fieron los encargado de adelantar ese proceso, luego de haber sido recuperados cuando estaban siendo víctimas de tráfico ilegal de fauna silvestre.

Los animales fueron trasladados hasta la Costa Caribe con el apoyo de la Policía Ambiental y Ecológica y las corporaciones autónomas regionales de Magdalena, Bolívar y Atlántico.  Habían sido recuperados luego de que personas dedicadas al comercio ilegal los tuvieran en su propiedad y en pésimas condiciones.

Puede leer: Canarios costeños que eran obligados a cantar en club gallístico fueron recuperados

Las autoridades afirmaron que las jornadas de esta liberación empezaron en Bolívar y Atlántico, donde las aves volvieron a disfrutar de las temperaturas de la región, que es una de las características principales del entorno de estos animales. Los otros animales fueron dejados en libertad en el departamento de Magdalena, en donde las iguanas, tortugas y boas fueron las beneficiadas. Asimismo, más de 800 especímenes de material coralino y estrellas de mar, que habían sido extraídos de su hábitat en época de vacaciones, regresaron al Mar Caribe.

La mayoría de estos animales fueron incautados en las terminales de transportes del El Salitre y del Sur de Bogotá, así como en el Aeropuerto El Dorado.

También puede leer: 200 renos murieron de hambre en el Ártico por el cambio climático

Según Claudia Suárez, subdirectora de Silvicultura, Flora y Fauna de la Secretaría de Ambiente, las autoridades están adelantando procesos de rehabilitación de animales silvestres para luego realizar los exámenes genéticos y poder saber a qué parte del departamento de Colombia pertenecen.

Le sugerimos: ¿Cómo alimentar a 10.000 millones de personas sin destruir el planeta?

El Distrito reiteró que seguirán los operativos de control contra el tráfico de fauna silvestre en toda la ciudad y las multas por el tráfico de estas especies.  “La invitación es a la comunidad para que no vendan ni extraigan del medio la fauna silvestre. Los animales deben estar libres y en casa”, dijo Claudia Suárez. Las autoridades han incautado y recuperado más de 10.000 animales en la capital.