El panorama es apocalíptico. A la probabilidad de que el planeta Tierra sea golpeado por un gran objeto cercano (asteroide), según la Asociación de Exploradores del Espacio (ASE) y la Comisión sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos, se suma ahora el informe de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, sobre el estado del medioambiente que determinó que la vida en este mundo terminará en 31 años, aproximadamente.

Las probabilidades son ciento por ciento altas de que nuestro planeta sea golpeado de nuevo por un gran objeto cercano (…) y hemos descubierto solo una pequeña fracción de los millones de objetos capaces de destruir una ciudad”, según ASE, que integra a 400 viajeros espaciales de 38 países que han completado, al menos, una órbita al planeta en una nave espacial.

Le puede interesar: El cambio climático podría terminar con 80 millones de empleos para 2030

Entre tanto, el estudio de la ONU, para el que fueron consultados 250 especialistas en diferentes áreas de la ciencia y el conocimiento, señaló que la temperatura del planeta irá aumentando de 3 a 50 grados, haciéndola finalmente inhabitable. Otras causas serán la mala calidad del aire, el derretimiento de la capa de hielo del Ártico y la expansión de los desiertos.  

En el informe presentado en Nairobi se indica que la destrucción de la Tierra es inminente, y entre más contaminación, más población y falta de conciencia ambiental, las predicciones incluso podrían adelantarse. 

La ONU advierte también que para 2050 el ser humano desarrollará resistencia a los antibióticos como consecuencia de la contaminación, por lo que las muertes se contarán por centenas.

Le sugerimos: Volver a congelar los polos y otras ideas radicales para salvar el planeta

Para mitigar la mencionada "catástrofe" esa organización plantea reducir la emisión de gases tóxicos: el primer año un 40 % y elevar el número gradualmente hasta que se encuentre otra forma de salvar al planeta.

De no tomarse medidas urgentes, el hombre estaría ad portas de destruir el único planeta habitable para su especie.