Tradicionalmente el mes de abril es uno de los más lluviosos del año y todo indica que en este 2020 no será la excepción. Ayer lunes se registraron intensos aguaceros en algunas zonas de Bogotá y en otras regiones del país, acompañados de tormentas eléctricas, una condición que, según el Ideam, se mantendría durante el mes. 

Según Luis Alfonso López, jefe (e) de la oficina de Pronósticos y Alertas del Ideam, los días secos durante el presente mes serán escasos y si bien la condición metererológica varía, se prevé que en lo que resta de abril las lluvias sean más fuertes especialmente en el norte y nororiente de la capital del país, que son las zonas en las que tradicionalmente caen mayores volúmenes de agua.

Este lunes en la tarde se registraron tormentas eléctricas sectorizadas especialmente en el nororiente de la ciudad hacia los cerros, además de otros eventos similares en la zona suroccidental, en donde estos fenómenos de presentaron con menor intensidad. 

Le recomendamos: Llegó la temporada de lluvias con fuertes vientos y tormentas eléctricas

Los aguaceros no solo se presentan en Bogotá, sino también en otras zonas del territorio nacional en donde ya comienza a sentirse el agua. Es el caso de la zona Pacífica, el Eje Cafetero, Antioquia, Santander, sur de Bolívar, valle del Magdalena y Océano Pacífico, mientras que hay predominio de tiempo seco en la Orinoquia, el litoral Caribe y el Mar Caribe.

Este fenómeno seguirá presentándose en los próximos días debido a que el país ya entró de lleno en la primera temporada de lluvias, la cual se extenderá hasta mediados de junio, según los pronósticos del Instituto. De acuerdo con el experto, abril y mayo son meses muy lluviosos en el país y por ello es importante tomar todas las medidas de precaución.

De acuerdo con el Ideam, se requiere estar atentos a la temporada de lluvias, especialmente quienes viven en zonas de alta pendiente o ladera, así como cerca de los ríos y quebradas, ya que con el incremento de las precipitaciones, aumenta las amenazas por crecientes súbitas y deslizamientos de tierra.