Una imponente ave de plumas negras con rayas blancas, grandes garras, una peculiar cresta y con el iris de sus ojos amarillo, sorprendió a un grupo de guardabosques de la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín mientras recorría una zona boscosa de la ciudad de la eterna primavera.

Le puede interesar: Alerta por ataques de perros y gatos a la fauna silvestre en Antioquia

Era un águila iguanera o negra (Spizaetus tyrannus), una rapaz con un tamaño cercano a los 68 centímetros de alto que perchaba en la rama de un árbol de gran porte. Luego de analizar los registros de biodiversidad en la capital del departamento de Antioquia, los expertos concluyeron que esta ave nunca había hecho presencia en las más de 38.000 hectáreas que conforman la capital paisa.

“Es la primera vez que la ciudad reporta un águila iguanera, avistamiento que se convierte en la rapaz más grande que ha hecho presencia en Medellín y la segunda de mayor tamaño en el Valle de Aburrá”, informó la Secretaría de Medio Ambiente.

Un grupo de guardabosques la avistaron en una zona boscosa de Medellín. Foto: Alcaldía de Medellín. 

El águila iguanera se alimenta principalmente de mamíferos pequeños y medianos, como ardillas, murciélagos, zarigüeyas y otros marsupiales nocturnos, además de aves medianas como tucanes y guacharacas, y lagartos y serpientes. 

Esta rapaz frecuenta los bosques secundarios, áreas parcialmente abiertas y bordes de bosque cercanos a los ríos. Alcanza a pesar un kilogramo, tiene las alas cortas, anchas y redondeadas y las patas completamente emplumadas. 

Le puede interesar: ¿Qué hacía un ocelote en un apartamento en Cali?

Cuando es adulta, el águila iguanera se caracteriza por contar con un plumaje negro y las plumas de la cresta voluminosas con la base blanca. El iris es amarillo o anaranjado, el pico negro-azulado y las patas amarillas. Las juveniles tienen la frente y cejas blancas, la cresta negra con puntas blancas y el dorso oscuro.

Es la rapaz más grande registrada en la capital de Antioquia y la segunda en el Valle de Aburrá. Foto: Alcaldía de Medellín. 

“Estos registros hacen parte del proceso de construcción de la línea base de biodiversidad que adelantamos en las reservas naturales, que nos permite identificar la fauna que retorna a la ciudad por encontrar condiciones apropiadas para su hábitat. En Medellín también hemos avistado águilas pescadoras y gavilanes polleros”, dijo Diana Montoya, secretaria de Medio Ambiente. 

Según Montoya, esta águila iguanera podría considerarse como la segunda ave rapaz más grande registrada en el Valle de Aburrá. “La primera es el águila crestada (Spizaetus isidori), de 75 centímetros, identificada en 2018 en el refugio de vida silvestre Alto de San Miguel”. 

Le puede interesar: Blanquita, una perrita que fue abusada sexualmente en San Andrés

Esta especie de rapaz habita en el centro y sur de América, desde México hasta el norte de Argentina. En Colombia se encuentra en varias zonas, como la Serranía de Baudó, el norte de los Andes, Valle del Cauca, valle medio del Magdalena, la Sierra Nevada de Santa Marta, la Serranía de Perijá, Santander y Amazonas.

No cuenta con ninguna categoría de amenaza. Construye el nido en las ramas más altas de los árboles, donde la hembra pone un huevo de color blanco por nidada. Los polluelos empluman alrededor de los 71 días.