Como parte de su modelo de sostenibilidad en el cual el tema medioambiental es uno de sus principales ejes, Colsubsidio desarrolló un proyecto de energías no convencionales en uno de sus cinco hoteles que, a través de 558 paneles solares, recibe el ciento por ciento de la energía que requiere para su operación. 

Se trata del hotel Alcaraván, ubicado en Puerto López (Meta), que además de tener su granja solar, se ha consolidado como un complejo integral en materia medioambiental. Manejo eficiente del recurso hídrico, desarrollo de planes forestales para fortalecer el sendero ecológico con el que cuenta y una adecuada disposición de residuos, hacen parte de las iniciativas relacionadas con el tema. 

Con la operación de energía solar, el hotel evita la emisión de 83 toneladas de CO2 al año, que equivalen a sembrar unos 5.901 árboles. Con ello obtiene ahorros aproximados del 30 por ciento del costo mensual de la factura de este servicio público. En su pico de capacidad máxima, el Alcaraván requiere en promedio unos 172 kilovatios de energía, pero el proyecto está diseñado para generar 180 kilovatios. Los excedentes serán comercializados al sistema eléctrico nacional. 

La granja solar permite la generación suficiente para suplir la demanda del ciento por ciento de la energía que requiere el hotel. Foto: Diego Mozo- Colsubsidio

De manera paralela, fueron instalados 63 calentadores solares con una capacidad de 150 litros cada uno, que permitieron retirar el mismo número de equipos que funcionaban con energía eléctrica. Con los nuevos calentadores los huéspedes tienen agua caliente durante todo el día en sus habitaciones.

Contribución al logro de los ODS

El director de Colsubsidio, Luis Carlos Arango, explicó que el uso de fuentes no convencionales de energía renovable en uno de los cinco hoteles de la Caja, responde al Modelo de Gestión Ambiental de la corporación y a la determinación de contribuir a la protección del medio ambiente con hechos tangibles, como la reducción de emisiones contaminantes. "Somos de los pocos hoteles con generación total de energía limpia y la primera caja de compensación en Colombia en realizarlo, según hemos podido validar", indicó Arango.

Le recomendamos: En los parques naturales Gorgona y Nevados el sol alumbra de noche

Con la granja de energía solar, Colsubsidio es pionero en mecanismos de cogeneración de energía, lo cual se enmarca en tendencias globales de sostenibilidad y consumo eficiente. Dadas sus características, el proyecto fue galardonado por su contribución al logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 13, Acción por el Clima, por la red del Pacto Global Red Colombia, con el apoyo de la Cámara de Comercio de Bogotá. Desde 2015 cuando se definieron los ODS, las directivas de la compañía comenzaron a validar de qué manera podían aportar al logro de los mismos.

En el hotel Alcaraván fueron instaladados 63 calentadores solares. Foto: Diego Mozo- Colsubsidio 

Desde 2017,  Arango venía con la idea de establecer un sistema fotovoltaico en alguna de las sedes y a partir de allí comenzaron a realizar los análisis que permitieran determinar en cuál de ellas podría materializarse el proyecto. Los estudios indicaron que la zona en donde está ubicado el hotel Alvaraván tiene una radiación importante y podían aprovechar ese recurso. A mediados de 2018, las directivas de la organización tomaron la decisión de poner en marcha la iniciativa y un año más tarde ya estaba listo para entrar en funcionamiento. 

El proyecto, que demandó una inversión de 1.251 millones de pesos, permite determinar cuál es la generación de energía en tiempo real, así como el comportamiento histórico, lo que posibilita trasladar esos números a beneficios ambientales. Tiene un sistema interconectado con la calculadora de emisiones de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), que permite determinar la generación de energía, la toneladas de CO2 que se dejaron de emitir y su equivalencia con siembra de árboles y cambio de bombillos eléctricos, entre otros. 

Al realizar un corte de julio de 2019 a febrero de 2020, con el proyecto se logró compensar la emisión de 131 toneladas de CO2, equivalente a la siembra de 9.300 árboles. En este momento la compañía valida la posibilidad de replicar esta iniciativa en otras sedes como Bosques de Athán, en Ricaurte y Peñalisa, en Girardot. Por ahora, adelantan los estudios y los análisis correspondientes.

Fortalecimiento de flora y fauna

De acuerdo con Arango, el tema medioambiental es un compromiso que la compañía ha tenido desde siempre. Esto ha llevado a establecer un modelo de gestión en esta materia que es transversal a todos los servicios ofrecidos.

En el caso puntual del hotel Alcaraván, que tiene un área de 53 hectáreas, este tema es relevante. Además del proyecto de energía solar ha venido desarrollando una estrategia en el manejo de recurso hídrico. Por ejemplo, las aguas residuales son tratadas bajo estrictos estándares, para luego ser utilizadas para el mantenimiento de las zonas verdes. De igual forma, el complejo cuenta con un sistema de medición de consumo del líquido en los diferentes puntos de la operación, con el fin de garantizar su uso adecuado. 

Le sugerimos: EN VIDEO: Así es el tesoro alado de Colombia

En el lugar hay una zona de bosque húmedo tropical y un sendero ecológico que es aprovechado en el desarrollo de actividades educativas y de recreación. En el recorrido por el sendero, los colaboradores de Colsubsidio, quienes según Arango, llevan el medio ambiente en su ADN, informan a los huéspedes y a estudiantes que los visitan de colegios y universidades de la zona, sobre los tipos de especies de fauna que allí habitan, así como de las especies vegetales representativas de la región. De acuerdo con un primer registro, en el complejo hay 2.500 árboles de 160 especies.

El trabajo alrededor de esta riqueza natural se centra en el fortalecimiento forestal, lo que favorece la llegada de la fauna. De acuerdo con los registros logrados hasta ahora, en el área habitan especies de mamíferos, reptiles, insectos y anfibios. Algunas de ellas son: el mono cotudo o aullador colorado, mono ardilla, tití tocón, oso hormiguero, armadillo, ardillas, nutrias y hasta venados. El Alcaraván es fuerte en el avistamiento de aves, en donde se han identificado alrededor de 110 especies. 

De esta forma, la compañía fortalece sus estrategias de protección y cuidado del medio ambiente enmarcadas dentro de su modelo de sostenibilidad y desarrollo sostenible, pues no solo en el hotel del Meta trabaja en este aspecto, sino que tambén lo hace en sus demás sedes. Por ejemplo, en Paipa (Boyacá) y en Girardot, en donde también hace presencia, lleva a cabo planes de reforestación. 

Las amplias áreas del hotel Alcaraván permiten la realización de diversas actividades recreativas. Foto: Jenny Caro- Colsubsidio