Las bajas temperaturas registradas en el sur de Estados Unidos, motivaron a que, por lo menos, una decena de animales de un santuario de Texas murieran congelados.

El inclemente frío registrado en la región por causa del vórtice polar, ha provocado cortes en el suministro de la energía eléctrica, ocasionando temperaturas muy bajas que han acabado con la vida de un chimpancé, monos, algunos lémures y aves.

El hecho se presentó en el santuario Primarily Primates, localizado en la ciudad de San Antonio, en donde los animales quedaron literalmente congelados.

“Todos los animales nos importan y estamos devastados”, dijo Priscilla Feral, presidenta de Friends of Animals, que administra el santuario desde 2007. 

Para hacer frente a la emergencia, las directivas del lugar, junto con los colaboradores solicitaron apoyo y donaciones a través de redes sociales, con el fin de recolectar generadores de energía, calentadores, mantas, gas propano y otros insumos para mantener a los animales a salvo.

Sin embargo, esta estrategia no fue suficiente debido a persistencia del mal clima y, por ello, la decisión fue comenzar a trasladar a los animales a otros lugares en los que puedan estar al salvo. Algunos de ellos fueron acogidos en el Zoológico de San Antonio y en un santuario cerca de la frontera con Oklahoma. En algunas casas, voluntarios también se hicieron cargo de algunos de ellos. 

A pesar de la labor maratónica con la idea de salvar vidas, no ha sido posible que todos los animales sean reubicados. En el lugar permanecen chimpancés, lémures, babuinos y monos, los cuales ya cuentan con calefacción debido a que la energía regresó. No obstante, el temor es que ante las difíciles condiciones climáticas, el lugar pueda quedarse nuevamente sin luz y se afecten más animales, lo que podría aumentar el número de animales sin vida. 

“Nunca me había enfrentado a una decisión como esta”, dijo Brooke Chávez, presidenta ejecutiva de Primarily Primates a medios locales, quien agregó: “tener que decidir a quién podemos salvar, dependiendo de la previsibilidad de qué animales podemos atrapar”.

Se desconoce cuántos animales podrían morir hasta que la tormenta helada pase y el clima vuelva a la normalidad

Las directivas informaron que si bien ya regresó la luz, ahora en el lugar se estarán usando generadores durante todo el día en caso de que la energía se vuelva a apagar. Siguen pidiendo ayuda, pues tienen necesidad de artículos como: agua, bolsas de basura, toallas de papel, fruta, proveedores de limpieza, entre otros elementos.

SOS por las tortugas

Mientras en el santuario tratan de salvar a los primates y otras especies, voluntarios hacen lo propio rescatando tortugas que huyen del frío polar, las cuales están acostumbradas a las cálidas aguas del golfo de México. Estas personas se han encargado de trasladar cerca de 5.000 animales a un improvisado refugio donde están menos expuestos a la intemperie. 

Miembros de la organización sin ánimo de lucro Sea Turtle Inc. han recorrido las playas y bahías tratando de encontrar a las especies afectadas en el municipio de South Padre Island, ubicado en el extremo suroriental del país, cerca de la frontera con México.
Continúan pidiendo ayuda y donaciones para alimentar a los animales y tratar de salvar el mayor número posible.