El deterioro de la calidad del aire, el incremento de la deforestación y la erosión, así como la pérdida de la biodiversidad y la mala gestión de residuos sólidos que se viene registrando en el territorio, fueron, entre otras, las razones para que el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, optara por declarar el estado de emergencia climática en ese departamento. 

El mandatario señala que la primera acción que realizará para comenzar a aterrizar esta inciativa será radicar ante la Asamblea Departartamental un proyecto de ordenanza para darle formalidad y piso jurídico a la decisión, en vista de que en Colombia no existe una regulación para este tipo de declaratorias de emergencia. Posteriormente, todo el marco conceptual y de gestión de este proyecto será incluido dentro del Plan de Desarrollo Unidos 2020-2023 con el objetivo de ejecutar las acciones pertinentes para afrontar y mitigar el cambio climático. 

Le puede interesar: Comunidad de Jericó sigue oponiéndose a proyecto minero

Y es que para el gobernador es urgente tomar conciencia de los efectos del cambio climático. "Cada vez son más complejos los problemas de desabastecimiento de agua, incendios forestales y contaminación del aire (...). Declarar la emergencia climática es un acto de responsabilidad con las futuras generaciones, pero también es una decisión política que permitirá definir acciones estructurales de mediano y largo plazo”, manifesta. 

Gaviria considera, además, que para afrontar y mitigar los efectos del cambio climático en ese departamento, se requerirá del concurso y el compromiso no solo de la Asamblea, sino también de las administraciones municipales y de los ciudadanos

Para el mandatario la sostenibilidad será uno de los ejes prioritarios en la discusión de la Agenda Antioquia 20-40, en la que se impulsará la inclusión de la emergencia climática y sus objetivos, con miras a que sea un asunto permanente en el trabajo articulado entre Estado y sociedad en las próximas décadas.


Antioquia es uno de los departamentos que registra mayores índices de deforestación en el país. Foto: Ejército Nacional. 

Entre las estrategias planteadas por la Gobernación para mitgar los efectos de la crisis climática se encuentra un ambicioso proyecto de reforestación, principalmente en las subregiones afectadas por la extracción ilegal de minerales. "Para la sembratón de marzo próximo nos hemos impuesto una meta de 1,5 millones de árboles junto con la Alcaldía de Medellín, EPM y las corporaciones autónomas ambientales, mientras que en el cuatrienio nos proponemos la meta ambiciosa de sembrar entre 25 y 30 millones de árboles”, expresa Gaviria. 

Le sugerimos: Medellín y Bucaramanga en alerta por contaminación

Adicionalmente, desde la administración departamental se tiene previsto apoyar las acciones y fortalecer el Consejo Departamental Ambiental (Codeam), al igual que promover la iniciativa de la alianza por la sostenibilidad que involucraría al sector privado y la academia. El objetivo es que las acciones contra el cambio climático no se queden únicamente en el ámbito de lo público, sino que trasciendan a todas las diferentes esferas de la sociedad

Avanzar en una serie de medidas puntuales en aspectos como la agricultura sostenible, la movilidad activa y la promoción de energías alternativas, son otras de las alternativas planteadas por Gaviria para rducir los efectos del cambio climático.