A las afueras del Museo Nacional de Bogotá comenzará la lucha pacífica de los ambientalistas en contra las corridas de toros. Una velatón será la encargada de encender la protesta que se extenderá hasta el próximo 1 de marzo. 

Durante el evento, que se llevará a cabo este sábado 1 de febrero, será firmado un manifiesto, "una especie de reivindicación, como un pacto de paz con la ciudadanía”, explicó Caterin Hernández, directora de la fundación Animanaturalis, una de las más de 60 organizaciones que están preparando actividades para manifestar. 

Al día siguiente (domingo), fecha en la que iniciará la temporada taurina en Bogotá, se desarrollará un performance denominado ‘Bogotá se tiñe de sangre‘, a través del cual se recreará una corrida de toros desde la óptica de los defensores de animales. El evento tendrá lugar frente al Museo Nacional, al mediodía. 

Le sugerimos: Naciones Unidas afirma que las corridas de toros atentan contra los derechos de los niños

Se tiene establecido que en total serán 41 actividades las que se adelantarán paralelamente durante los seis domingos consecutivos en los que habrá jornadas de toreo en la Plaza Santamaría. 

Los taurinos, entre tanto, esperan que la Alcaldía de Bogotá les garantice la seguridad a los asistentes de las corridas, tal y como en su momento lo hizo el exalcalde Enrique Peñalosa, quien dispuso de hasta 900 policías para de evitar enfrentamientos con los animlistas, quienes, en contraste, vienen solicitándole a la administración distrital la reducción de los anillos de seguridad con el fin de garantizar protesta. 

Le puede interesar: La doble moral de los antitaurinos carnívoros

Hasta el momento la alcaldesa Claudia López, quien se ha pronunciado en contra de las corridas de toros y ha señalado que no invertirá recursos públicos para esta clase de certámenes, no ha indicado qué medidas implementará para que la denominada ‘fiesta brava‘ se efectúe sin ningún contratiempo. La Corte Constitucional, en 2018, despenalizó las corridas de toros en Colombia, pero la última palabra sobre este tema la tiene ahora el Congreso de la República. 

Sin embargo, tanto la mandataria como su secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, han sido objeto de fuertes críticas de los amantes del toreo por la posición que este último funcionario a asumido, al considerar que ha tomado parte de una manifestación cultural que cuenta con respaldo legal. 

En su cuenta de twitter, Gómez ha mostrado su apoyo a las manifestaciones antitaurinas. “¡Respetamos el contrato firmado por la anterior administración, pero rechazamos categóricamente el maltrato animal!”, manifestó. 

Durante esta semana se definirán las acciones a seguir, luego de las reuniones que sostengan los animalistas, los taurinos y la Secretaría de Gobierno distrital.