{code:java} {code} ;
BBC

M-44 es la denominación de unos dispositivos que Estados Unidos usa desde hace décadas para matar animales salvajes "por razones de protección".

Se trata de cápsulas adheridas a algún cebo que expulsan cierta cantidad de polvo de cianuro de sodio que resulta letal para los coyotes, zorros o perros salvajes que llegan a morderlas. Por eso han sido bautizadas como "bombas de cianuro".

El gobierno estadounidense defiende su uso pese a que se realizaron cientos de miles de peticiones para que sean suspendidas debido a los peligros que conllevan.

Le sugerimos: Estrellas marinas invaden playas en Estados Unidos

Uno de los principales argumentos que esgrime el Departamento de Agricultura de ese país (USDA, por su sigla en inglés) es que las especies mencionadas deben ser controladas porque son una amenaza para el ganado, aves de corral y otros animales declarados en peligro de extinción.

Los defensores de la vida silvestre consultados por BBC Mundo sostienen que no son imprescindibles para esas tareas y que representan un peligro incluso para las personas.

Las "bombas"

Según la descripción hecha por el USDA, una vez que se activa uno de estos dispositivos, el polvo puede ingresar en el organismo del animal por la boca, nariz e incluso los ojos.

En un reporte de la entidad presentado en 2019 se calcula que anualmente las "bombas" matan alrededor de 14.000 "objetivos". Se los ha utilizado en al menos 17 estados de EE.UU.

Le recomendamos: EN VIDEO: Así fue el rescate de un enorme manatí de un estanque

"Representa una herramienta altamente efectiva en el manejo de daños de la vida silvestre", añade el informe.

Dispositivo plantadoLos dispositivos son plantados en zonas rurales donde abundan coyotes y zorros. Foto:SDA vía BBC. 

El documento que reivindica el M-44 fue elaborado debido a que la estatal Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) accedió a reevaluar si su uso era seguro.

Finalmente, a finales del año pasado, se decidió permitir que se sigan utilizando las "bombas de cianuro".

Le puede ineteresar: Trump, a punto de evadir controles ambientales para infraestructura

La EPA admitió que durante el proceso de evaluación fueron recibidas alrededor de 200.000 cartas en las que se pedía que se suspenda la utilización de estos dispositivos.

En cambio, grupos de ganaderos y consorcios de agricultura fueron los que defendieron que se mantenga el uso.

Se establecieron nuevas restricciones de uso como que ninguna "bomba" puede ponerse a menos de 100 metros de una vía pública o carretera y que debe haber señalización con advertencias a distancia prudente de donde fueron plantadas.

Los motivos del rechazo

Collette Adkins, directora del programa de conservación de animales del Centro de Diversidad Biológica, señala a BBC Mundo que el uso de las "bombas de cianuro" es indiscriminado en Estados Unidos y eso representa un peligro grande porque se las puede encontrar en cualquier campo abierto.

"Cualquier persona, especie o mascota puede ser alcanzada por estos dispositivos con veneno si las llegan a tocar. Por eso no tiene sentido que se continúen usando", indica.

Animal muerto por bombaLos detractores del uso de estas "bombas" señalan que se tratan de "crueles dispositivos de matanza". Foto: CENTRO DE DIVERSIDAD BIOLÓGICA vía BBC. 

Adkins añade que existen muchas otras formas más selectivas y preventivas para manejar el problema con los animales salvajes que no sólo implican matarlos con M-44.

"Las trampas de cianuro no pueden ser utilizadas de manera segura por nadie, en ningún lugar", afirma.

Lea también:  Pequeños dragones azules aparecen en las costas de Texas

Adkins indica que diferentes grupos de defensa de la biodiversidad piden "una prohibición permanente a nivel nacional para proteger a las personas, las mascotas y la vida silvestre en peligro frente a este veneno".

Intentos de prohibición

En mayo del año pasado, el estado de Oregón prohibió el uso de M-44, luego de que un lobo muriera por esa causa. En 2017, un niño quedó ciego de manera temporal cuando tocó uno de los dispositivos y estalló, recuerda Adkins.

Puede leer: ¿Qué implica que Estados Unidos se haya retirado del Acuerdo de París?

Kelly Nokes, abogada del Centro de Derecho Ambiental de Occidente, con sede en Oregón, calificó en un comunicado a las "bombas" como crueles dispositivos de matanza. "Los M-44 son una reliquia inhumana del pasado y un riesgo de seguridad innecesario", concluyó.

Colectivos de organizaciones y abogados volverán a intentar que las autoridades estadounidenses decidan eliminar el uso de M-44 en los campos de ese país.