Por medio de barreras de contención la empresa Ecopetrol intenta detener el derrame de petróleo que se viene registrando desde este miércoles en la quebrada La Gaitana y los ríos Róyota y Arauca. 

El impacto ambiental fue causado por un atentado al oleoducto Caño Limón-Coveñas en la vereda Cañaguata del municipio de Cubará (Boyacá). 

Le puede interesar: Atentado a oleoducto en Cubará produce derrame de petróleo y fuerte incendio

Según la compañía, el ataque fue produjo de la caída de pertóleo a un caño seco y, posteriomente, a la quebrada que desemboca en los ríos. 


"Como parte del plan de contingencia se protegió la bocatoma del acueducto del municipio de Arauca", indicó Ecopetrol, empresa que rechazó el acto por el riesgo que representaba para la integridad de las personas y la afectación al medio ambiente y su biodiversidad. 

El crudo llegó hasta los ríos Róyota y Arauca, causando un gran impacto al ecosistema. Foto: Ecopetrol 

La compañía informó además, que en el transcurso de este año se han perpetrado 84 ataques contra ese oleoducto, de los cuales seis se registraron en Boyacá, 12 en Arauca y 66 en Norte de Santander. Entre tanto, en 2017 se presentaron 62 atentados a esta estructura. 

Los consejos de gestión del riesgo y desastres de Cubará y Saravena, así como de Boyacá y Arauca, ya fueron notificados para que adopten las medidas necesarias. 

Ecopetrol no señaló a los autores de los ataques, pero en las zonas donde ocurrieron los hechos operan varios frentes del ELN.