Los avispones gigantes asiáticos, también conocidos como avispones asesinos por su capacidad para diezmar las poblaciones de abejas, vuelven a ser noticia. Esta vez por cuenta de que uno de estos insectos se les escapó a un grupo de científicos en Washington, Estados Unidos, en donde ya han sido avistados cerca de 18 avispones de este tipo (Vespa mandarinia) desde el año pasado, según el Departamento de Agricultura del Estado de Washington (WSDA). 

La fuga de este avispón gigante se dio luego de haber sido capturado vivo la semana pasada por científicos del WSDA que, en su intento por descubrir donde se encontraba el nido de estos insectos, decidieron dejar libre a este ejemplar hembra en un árbol de manzano. 

Le sugerimos: Siete cosas que debe saber sobre el letal avispón asiático

Para poderlo seguir en tiempo real los científicos utilizaron hilo dental para sujetar un dispositivo de rastreo a su cuerpo, el cual funcionó bastante bien al inicio. Sin embargo, después de un tiempo perdieron la señal, luego de que el insecto voló hacia un área densamente poblada de árboles y vegetación. Tras alejarse rápidamente, logró finalmente evadir el control de los científicos. 


Los avispones asiáticos hacen nidos subterráneos a diferencia de otras especies del género Vespa. Usan huecos generados por la descomposición de madera de raíces, o los nidos abandonados de roedores, serpientes u otros animales excavadores. Foto: archivo/Semana.

No obstante, pese al infortunio, para Sven Spichiger, entomólogo gerente de WSDA, la esperanza de encontrar el nido de estos insectos aún no se ha perdido, pues lograron conseguir una dirección inicial del vuelo. 

"Pudimos reunirnos con varios de los propietarios y obtener algunos relatos de testigos presenciales de haber visto avispones a principios de la semana anterior o principios del verano, por lo que estamos empezando a determinar exactamente dónde está el nido de avispones", explicó Spichiger en CNN, canal de noticias que difundió inicialmente la información. 

Le recomendamos: ¡Peores que el avispón! Top de los animales que ya invadieron a Colombia

Según Spichiger se cree que existen, al menos, dos nidos de avispones gigantes asiáticos en el condado de Whatcom en Washington, con la posibilidad de un tercero. "Una vez que se encuentra un nido, el plan es aspirar los avispones y usar gas de dióxido de carbono para eliminar cualquier avispón que quede en el nido", sostuvo. 

Vale la pena recordar que esta no es la primera vez que en el estado de Washington se rastrea un avispón gigante vivo. El equipo del Departamento de Agricultura ya lo había hecho a comienzos de 2020, pero en esa oportunidad el rastreador se cayó del avispón debido a problemas de pegado. 

Le puede interesar: Mitos y realidades sobre la llegada del avispón asiático gigante a Colombia

"Si el avispón se establece en el estado, tendrá un impacto negativo en el medioambiente, la economía y la salud pública", resaltó Spichiger durante una rueda de prensa. 

El avispón no se establecería en Colombia 

La llegada del avispón gigante a Estados Unidos, generó alerta por su posible expansión a otros países de la región.  

En Colombia, las teorías y opiniones de lo que podría pasar no se hicieron esperar y por eso la discusión tuvo que dirimirla la instancia idónea para ello.

Luego de un trabajo de modelación de distribución de la especie, el Instituto Humboltd dio un concepto que generó un respiro para quienes temían por el arribo del insecto: "en Colombia no se encuentran climas favorables para que esta especie pueda establecerse", sostuvo la entidad. 

En contexto: "Avispón gigante no podría vivir en Colombia": Instituto Humboldt

El Instituto, a través de la línea de Colecciones Biológicas-Entomología, se dio a la tarea de desarrollar una modelación de distribución de la especie, la cual concluye que con los registros de presencia del avispón en Asia, obtenidos del Global Biodiversity Information Facility – GBIF y las 19 variables bioclimaticas de WorldClim – Centro Clima, en Colombia no están dadas las condiciones climáticas para que esta especie invasora, que puede poner en riesgo sectores como el apícola y el agropecuario, pueda hacer presencia en el territorio nacional. 

De acuerdo con el profesor, Carlos Eduardo Sarmiento, especialista del grupo en Colombia, esta subfamilia de insectos tiene una distribución geográfica fuertemente concentrada en regiones templadas, es decir, que en zonas donde no hay ciclos estacionales de temperatura esta especie no podría ser distribuída.