{code:java} {code};
BBC

Piense en la última vez que fue a hacer una compra, ¿la bolsa que usó era de plástico, papel o algodón? Cualquiera que sea la respuesta, tenemos noticias para usted: todas son malas para el medioambiente.

De hecho, algunos expertos dicen que ni siquiera debería estar comprando bolsas nuevas. Incluso las de algodón pueden ser peores que las plástico reciclables.

Le puede interesar: Greenpeace le pide a cadena Éxito que reduzca el uso de plásticos en sus góndolas

El problema es que solo pensamos el impacto medioambiental de las bolsas una vez terminado su ciclo útil, pero nos olvidamos del coste de fabricar la bolsa.

Para calcular esa implicación en medioambiente se debe tener en cuenta: