Con urgencia tratan de encontrar un pato canadiense que fue avistado en el humedal Córdoba, en Bogotá que tiene enredado entre su cuello y pico un plástico del cual no ha podido liberarse por sí mismo.

Según el reporte del biólogo Juan Gonzalez, a través de sus redes sociales, el pato desesperado trataba de quitarse el plástico pero no lo lograba. En su cuenta de Facebook, González hizo un llamado para que los visitantes a estos lugares reciclen el plástico y las tapas, pues muy probablemente este pato no podrá regresar a su hogar en Norteamérica porque un pedazo de tapa se le enredó entre el pico y el cuello. 

González consideró que es probable que este animal termine asfixiado o muriendo de hambre. "Qué triste haber tenido que ver esto y no haberlo podido ayudar. Estaba muy lejos en un cuerpo de agua profundo y el pato volaba muy bien". 

Ante la situación, Daniel Bernal, activista ambiental y experto en temas de calidad del aire, llamó la atención con el fin de que se adopten acciones urgentes que permitan salvarlo. Si bien reconoce que no será un trabajo fácil, el objetivo es intentarlo y alcanzar los resultados.

Le recomendamos: ¡Llegaron las migratorias!

El propio Bernal ingresó al humedal este domingo en horas de la tarde en compañía de funcionarios de la Secretaría de Ambiente, luego de la que propia secretaria, Carolina Urrutia lo autorizara. Este grupo de personas estuvo en el lugar entre las 3 p.m. y las 6:30 p.m., sin embargo, fue infructuosa la búsqueda.

El pato fue avistado este domingo en el Humedal de Córdoba. Foto tomada por Juan González 

El objetivo es que hoy muchas personas que quieran salvar al animal y conozcan de aves lleguen al lugar para tratar de dar con su paradero y de esta forma tratar de ayudarlo. El propio Bernal se volverá a adentrar en el lugar con un grupo de personas en busca de esta ave migratoria. Allí también harán presencia funcionarios de la Secretaría de Ambiente, quienes fueron designados especialmente para cumplir con esta labor y continuarán con una búsqueda que no será fácil dadas las condiciones y la extensión del humedal. 

"Hoy continuamos con la labor, recomiendo si hay expertos disponibles pasar y apoyar con binoculares o cámaras de gran zoom, las cuales resultan claves en este proceso. Es una labor difícil pero tenemos la esperanza de encontrarlo y atraparlo, un reto muy complejo pero hay que intentarlo", comentó Benal, quien insisitió en que es clave tratar de salvarle la vida a este animal. 

Un equipo de funcionarios de la Secretaría de Ambiente junto con personal de Aguas de Bogotá trabajan en la búsqueda del animal. Foto: Secretaría de Ambiente

Jorge Escobar, director de Fundación Humedales Bogotá, dijo que desde esta entidad continuarán haciendo veeduría con el fin de que las personas no sigan arrojando residuos a los cuerpos de agua y trabajar de forma articulada para que las entidades del Distrito puedan cumplir con la función de retirar estos residuos y también trabajen de manera preventiva en el manejo de residuos que terminan afectando la fauna de los ecosistemas. 

Es importante tener en cuenta, que llegada al territorio colombiano de miles de aves migratorias de diferentes especies, provenientes de Norteamérica, obedece a que estos animales se dirigen hacia los trópicos, debido a la llegada de la estación invernal en algunas partes del hemisferio norte, la cual genera escasez de alimento. Esta es la razón por la que estos animales emprenden un viaje de más de 13.000 kilómetros, llegando a Colombia y especialmente a departamentos como Cundinamarca, por las rutas del Pacífico, Caribe y Centro América. Su objetivo es encontrar un clima más amable, alimento y refugio y es triste que terminen enredadas en un plástico y que de no ser salvadas, no puedan regresar a su domicilio.