A diario miles de bolsas y cajas de leche son desechadas y terminan siendo vertidas en los rellenos sanitarios. Un solo envase de tetrapak puede tardar hasta 35 años en degradarse a la intemperie, pese a que está constituido en un 70 por ciento de cartón, mientras que una bolsa de plástico tarda en descomponerse alrededor de 150 años. 

En muchos municipios del país no se cuenta todavía con sistemas de recolección de reciclaje, razón por la que este tipo de residuos terminan siendo mezclados en los hogares con la demás basura.

Le sugerimos: El 78% de los hogares colombianos no recicla

"Reutilizando germinamos esperanzas" es el nombre de la campaña que adelanta la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Gobernación de Boyacá con el objetivo de alargar la vida útil de estos desechos a partir de un uso adicional. 

La estrategia consiste en que por cada 10 bolsas o cajas de leche que se lleven al Jardín Botánico de Tunja, el usuario recibe un árbol que ha sido sembrado, material vegetal que en ocasiones supera los 40 centímetros de altura.

"Este trabajo lo queremos implementar en todo el departamento. Vemos que otras instituciones ya lo han venido desarrollando y sería de gran importancia que otras entidades del sector público y privado se vincularan. Estaremos atentos para seguir incentivando esta campaña que, por un lado, promueve el no uso del plástico y, por el otro, los procesos de reforestación como un proyecto de vida", indicó Fabio Guerrero, secretario de Ambiente de Boyacá.

Le recomendamos: Reciclaje: urge ampliar su implementación en Colombia

Las bolsas y cajas deben haber sido previamente lavadas en casa antes de ser llevadas al Jardín Botánico para evitar la fermentación de los residuos de leche que le quedan y evitar la contaminación con bacterias y virus.


Las bolsas y cajas de leche deben ser lavadas en casa y luego llevadas al Jardín Botánico de Tunja. Foto: Secretaría de Ambiente de Boyacá. 

De esta forma, se sustituyen las bolsas negras que son utilizadas en los viveros para sembrar las plantas por este material reciclado. Robles, sauces, mano de osos y cerezos son algunos de los árboles que se cultivan y entregan. 

"Esta iniciativa se comenzó a trabajar en el vivero del jardín en enero del 2019 ante la necesidad que se tenía de manejar un tamaño de bolsa más grande que la típica forestal que se maneja en los viveros y como aporte a reducir la utilización de plásticos de un solo uso en el departamento, ya que este material sale como basura y que es muy poco apetecido como reciclaje", manifestó el funcionario. 

Puede leer: Crisis mundial por la basura: solo el 16% de los desechos son reciclados

Desde la secretaría informaron que a la fecha han recibido alrededor de 2.000 bolsas y entregado un promedio de 1.500 árboles. La meta es recibir por año 3.000 bolsas o cajas y avanzar para que otros viveros municipales o regionales acojan esta propuesta.


El material entregado por los usuarios es utilizado para sembrar plantas como robles y sauces. Foto:  Secretaría de Ambiente de Boyacá. 

"Queremos invitar a la ciudadanía para que nos hagan llegar las bolsas y las cajas de leche para poder utilizarlas en lo que tiene que ver con la germinación de plántulas para procesos de reforestación", puntualizó el secretario de Ambiente. 


La Secretaría de Ambiente de Boyacá espera recibir por año 3.000 bolsas o cajas y avanzar para que otros viveros municipales o regionales acojan esta propuesta. Foto: Secretaría de Ambiente de Boyacá.