Una deuda histórica tiene el Gobierno nacional con los campesinos colombianos. De eso es consciente el procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, quien en respuesta a una carta abierta que le fue enviada al presidente Iván Duque el pasado 20 de abril por parte de 47 organizaciones campesinas regionales y ocho nacionales, convocó a una "Audiencia Nacional por la tierra, el territorio y el campesinado". 

La actividad, que se llevará a cabo el próximo 31 de julio, de 9:00 de la mañana a 2:00 de la tarde, vía Youtube, tardará cinco horas y se dividirá en dos páneles, en los que representantes de instituciones nacionales escucharán a los líderes y lideresas de las organizaciones campesinas y responderán a sus reclamos. 

“Es muy importante que se pueda abordar la situación del campesinado en Colombia y llamar la atención sobre la continuación del asesinato sistemático de líderes y lideresas sin que el Gobierno dé respuestas más allá de militarizar el territorio”, comentó Socorro Pisso, lideresa de Fensuagro. 

Precisamente, la protección de los líderes campesinos será uno de los temas que se abordarán durante la audiencia, al igual que la implementación del Acuerdo de Paz y la construcción de la política pública para el campesinado

Le sugerimos: ¿Tendrán que irse los campesinos de los páramos?

Compartimos sus requerimientos en cuanto a la protección de la vida de los líderes y lideresas de la ruralidad (...) la necesidad de acelerar la implementación del Acuerdo de Paz y la Reforma Rural Integral, y la ejecución de la política pública de mujer rural y la protección de las fuentes de agua”, sostuvo Carrillo en una carta dirigida a las organizaciones campesinas en las que les explicaba los motivos por los cuales había decidido efetuar esa audiencia. 

En el primer panel, las organizaciones le exigirán al Gobierno nacional la adopción de una ruta, presupuesto y cronograma para formular la política pública a favor del sujeto campesino, un compromiso que se encuentra fijado en el Plan Nacional de Desarrollo. 


Durante la audiencia los labriegos pedirán mejores garantías para poder adelantar su trabajo en época de pandemia. Foto: archivo/Semana. 

En ese mismo espacio, las organizaciones le pedirán la adopción de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Campesinos que el gobierno se abstuvo de votar en 2018. De igual manera, le solicitarán al Gobierno el cumplimiento de una serie de acuerdos pactados durante décadas con diferentes organizaciones campesinas en distintos espacios de negociación nacionales y regionales. 

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), los ministerios de Agricultura y del Interior, la Cancillería y el Departamento Nacional de Planeación fueron citados a este primer escenario a responder. 

Le recomendamos: Campesinos piden derogar decreto que quita aranceles al maíz importado

Entre tanto, el segundo panel estará dedicado a la implementación del primer y cuarto punto del Acuerdo de Paz, que corresponden a la Reforma Rural Integral y la solución al problema de las drogas ilícitas.

Entre los temas a debatir se encuentran, por ejemplo, el estado del catastro multipropósito, del fondo de tierras, los planes de desarrollo con enfoque territorial, las zonas de reserva campesina, la situación de familias campesinas en zonas de protección ambiental y la sustitución de cultivos. En este espacio, además, se planteará la necesidad de brindar garantías para la defensa de los derechos del campesinado. 

Le puede interesar: Parques con campesinos, el clamor de las comunidades amazónicas al gobierno

Las entidades citadas a responder por estos asuntos son el Departamento Nacional de Planeación, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, la Agencia Nacional de Tierras, la Consejería para la Estabilización, la Agencia de Renovación del Territorio, la Dirección de Sustitución de Cultivos Ilícitos y los ministerios de Ambiente y del Interior. 

Durante la audiencia  se propiciarán espacios para recordar la necesidad de que la formulación de la política pública y la implementación del Acuerdo de paz se hagan con la participación activa de las mujeres campesinas.


Se solicitará darle mayor protagonismo y respaldo a la mujer campesina como eje del núcleo familiar rural. Foto: archivo/Semana. 

"Este componente es indispensable porque de ellas depende, en cierta medida, la planificación de la producción alimentaria al interior de la familia, el consumo familiar y los excedentes para los consumidores”, expuso Edilia Mendoza, integrante de la Plataforma de Mujer Rural. 

Para las organizaciones, esta audiencia será un diálogo político fundamental en el camino por el reconocimiento del sujeto campesino. Sin emargo, sus expectativas van más allá de lo que pueda ese día, ya que la meta es salir de este encuentro virtual con una hoja de ruta para cumplir todos los compromisos pendientes y que el Ministerio Público, en cabeza del Procurador, garantice que esas nuevas promesas trasciendan del papel.