Por estar ubicado justo al norte de la línea ecuatorial, en una zona con un relieve único en el planeta y rodeada por dos océanos, Colombia es un territorio propicio para albergar una gran cantidad de ecosistemas y formas de vida diferentes.

Sus más de 114 millones de hectáreas contienen una diversa acuarela ecosistémica conformada por bosques húmedos, andinos y secos, extensas sabanas, glaciares perpetuos, montañas agrestes, ríos coloridos, páramos, corales, manglares, humedales e islas paradisíacas.


Más de 1.900 especies de aves han sido registradas en Colombia por los expertos y amantes de la naturaleza. Foto: Felipe Villegas (Instituto Humboldt).

Esa riqueza natural lo convierte en el segundo país más biodiverso del mundo, un título que tiene su explicación en las más de 58.300 especies de animales y plantas que han sido registradas hasta ahora por los investigadores y amantes de la naturaleza.

Le sugerimos: Así será el libro para ponerle color a las aves bogotanas

Ningún otro país cuenta con tantos registros de especies de aves como Colombia, más de 1.900 en total, una cifra que indica que estos representantes de la fauna son los que mandan la parada en el territorio nacional.


Así están distribuidas las aves en todo el territorio nacional, información que puede ser consultada gratis por la ciudadanía. Mapa: Instituto Humboldt.

El mundo de las aves en Colombia está representado en 82 especies endémicas, es decir, que no habitan en ningún otro lugar del globo terráqueo, y 158 migratorias, aves que durante todo el año hacen largos viajes por todo el continente y paran en el país para buscar refugio, alimentación y sitios de reproducción.

Estos animales vestidos con plumas de diversos colores y que vocalizan cantos melodiosos para comunicarse, habitan en casi todos los ecosistemas terrestres y se encuentran entre los grupos proveedores de servicios ecosistémicos más diversos, activos e importantes.

Cauca, Nariño y Antioquia concentran la mayor cantidad de especies de aves en Colombia. Foto: Felipe Villegas (Instituto Humboldt).

¿Cuáles son los sitios del país con mayor presencia de aves? Esa fue la pregunta que llevó a investigadores del Instituto Humboldt en colaboración con Fernando Ayerbe Quiñones de Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WildLife Conservation Society) a dar marcha a un estudio sobre la distribución actual de la avifauna en Colombia.
Le recomendamos: EN IMÁGENES: la pava caucana, ave endémica crucial en la conservación de bosques

Esta pregunta se respondió con base en la información que sobre la distribución de estos organismos se compiló en la Guía Ilustrada de la Aves de Colombia. El proceso incluyó la digitalización de los mapas que aparecieron en la guía para analizarlos.


Santa Rosa en Cauca y Mocoa en Putumayo también son los municipios con mayor presencia de aves en Colombia. Mapa: Instituto Humboldt.

“Dado que Colombia es el país con mayor riqueza de especies de aves a nivel mundial, nos inspiramos para crear un recurso de información invaluable que sea útil como línea base para comprender y conservar a este grupo biológico en función de su distribución geográfica en el país”, dijo Jose Manuel Ochoa, uno de los investigadores del estudio y actual Coordinador del Programa de Evaluación y Monitoreo de la Biodiversidad del Instituto Humboldt.

Según el investigador, esta es una compilación accesible de la distribución actual de 1.889 especies de aves en Colombia (97 por ciento del total). “Los shapefiles (formatos para almacenar la ubicación geométrica) se utilizaron para mostrar la distribución y diversidad de especies de aves bajo unidades geográficas, tanto geopolíticas como de conservación”.


165 especies de colibríes habitan en los ecosistemas de Colombia. Foto: Felipe Villegas (Instituto Humboldt).

Además de Ochoa, este estudio publicado en la revista Biodiversity Data Journal, contó con la participación de cinco expertos más del Instituto Humboldt (Edwin Tamayo, Julián Torres, Juan Carlos Rey, Carolina Castro-Moreno y Bryan Ramírez); además de Danny Vélez (Universidad Federal de Río de Janeiro) y Fernando Ayerbe-Quiñones (Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre).
Le puede interesar: Aves migratorias en Colombia, un espectáculo de alas, plumas y colores

“La información proporcionada en este estudio se puede utilizar para crear iniciativas que permitan fortalecer los esfuerzos de conservación y mejorar el conocimiento sobre las aves, que van desde estrategias de planificación del uso del suelo a escala municipal o departamental hasta proyectos relacionados con la observación de aves”, mencionan los autores.


El Parque Nacional Natural Sumapaz es el área protegida con mayor número de especies de aves. Foto: Jhon Barros (Instituto Humboldt).

Los refugios de las aves

Los ocho investigadores analizaron los registros de aves en 32 departamentos y la ciudad de Bogotá, 1.122 municipios, 58 áreas protegidas, las jurisdicciones de 39 Corporaciones Autónomas Regionales y 916 territorios de titulación colectiva, como resguardos indígenas y comunidades afrodescendientes.

“Utilizamos 1.889 mapas de distribución de aves basados en datos de la Guía de Aves de Colombia, los cuales fueron georreferenciados y transformados a formato shapefile vectorial. Una vez que obtuvimos los mapas de especies de aves individuales, usamos esta información para obtener algunas características y cifras clave sobre la riqueza de estas especies en Colombia a nivel nacional”.

El Instituto Humboldt lideró un estudio sobre la distribución actual de la avifauna en Colombia. Foto: Felipe Villegas (Instituto Humboldt).

Los tres departamentos con mayor presencia de especies de aves fueron Cauca (1.409), Nariño (1.384) y Antioquia (1.125). El top 10 lo completan Boyacá (1.107), Meta (1.063), Cundinamarca (1.062), Chocó (1.059), Putumayo (1.050), Caquetá (982) y Valle del Cauca (982).

Bogotá, la capital del país, alberga un total de 489 especies de aves. Por su parte, el departamento con menores registros, debido a su pequeño tamaño, fue el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, con 198 especies.
Lea también: Registran por primera vez un falaropo tricolor en un humedal de Bogotá

Entre tanto, los 10 municipios más gobernados por las aves son Santa Rosa en Cauca (1.033 especies); Mocoa en Putumayo (1.002); Ipiales (1.000); Córdoba (993), Puerres (992) y Potosí (991) en Nariño; San Francisco en Putumayo (983); y San Vicente del Caguán (949), Florencia (928) y El Paujil (911) en Caquetá.


Colombia es el segundo país más biodiverso del planeta, un título que tiene sus raíces en la gran cantidad de aves que posee. Foto: Felipe Villegas (Instituto Humboldt).

En cuanto a las áreas protegidas de Colombia, los territorios donde más sobrevuelan las aves son los Parques Nacionales Naturales de Sumapaz (919 especies), Chingaza (911), Serranía de los Churumbelos (909), Alto Fragua Indiwasi (893) y Cordillera de los Picachos (877).
Puede leer: Tuky: El tucán que tendrá una pata diseñada en 3D

En los territorios de titulación colectiva, el resguardo indígena Kamëntšá Biÿá de Sibundoy es el más poblado por aves (933 especies), seguido por la comunidad afrodescendiente La Nueva Esperanza (961) y los resguardos Nasa Uh (946), Yungurillo (876) y Simorna (875).

La jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional del Cauca albergó la mayor cantidad de avifauna (1.409 especies), muy cerca de Corponariño (1.384), Corpoamazonia (1.199), Corporinoquia (1.106) y Cormacarena (1.605).


Bogotá alberga un total de 489 especies de aves. Varias clases de búhos habitan en los humedales de la capital. Foto: Felipe Villegas (Instituto Humboldt).

Toda esta recopilación sobre la distribución de las aves en Colombia puede ser consultada gratuitamente en el repositorio de datos en línea del Instituto Humboldt (http://geonetwork.humboldt.org.co/geonetwork/srv/spa/catalog.search#/home/). Además, el mapa de distribución de cada especie fue subido a la plataforma BioModelos, donde se puede consultar por nombre de especie (http://biomodelos.humboldt.org.co/).

Para Ochoa, estos mapas pueden ayudar a establecer una línea base de información para comprender los patrones de biodiversidad en especies poco conocidas. “Consideramos que la falta de información para varias especies de aves se puede remediar mientras tanto con los modelos aquí presentados, que pueden ser utilizados como punto de partida para muchos procesos de investigación, conservación y toma de decisiones”.


El Instituto Humboldt pretende generar un Atlas Vivo de la Biodiversidad Colombiana. Foto: Felipe Villegas (Instituto Humboldt).

Los investigadores concluyen que esta información sobre la distribución de aves permitirá generar un Atlas Vivo de la Biodiversidad Colombiana, que se podrá mejorar con el tiempo con la ayuda de expertos y la inclusión de datos de ciencia ciudadana.

Este insumo es de suma importancia para el manejo de los recursos naturales en sectores como agricultura, minería, infraestructura y áreas protegidas, además del cumplimiento de acuerdos ambientales multilaterales, el desarrollo de legislación sobre recursos ambientales y la medición y mitigación del impacto humano en el medio ambiente”, precisó Ochoa.
Le recomendamos: EN VIDEO: El colibrí que maravilló a la ciencia con su canto único

El coordinador del Programa de Evaluación y Monitoreo de la Biodiversidad del Humboldt considera que, dado que existe una buena documentación sobre la ecología de un gran número de especies, “la información sobre la distribución de las aves se puede incorporar fácilmente en los procesos de toma de decisiones, una vez que esta información esté disponible en un formato consumible utilizando información geográfica”.