El próximo lunes se espera que arribe al sur del estado de Florida, Estados Unidos, Dorian como un huracán de categoría cuatro, después de haber pasado por Puerto Rico y las Islas Vírgenes Británicas y Estadounidenses. 

Actualmente, el ciclón hace su tránsito hacia el noroeste por el oceáno Atlántico, en categoría 2, según el más reciente reporte. Ante su inminente arribo el gobernador de Florida, Ron DeSantis, urgió este viernes a los residentes a prepararse para un "evento de varios días".

Los modelos de su trayectoria lo muestran tocando tierra el martes en la costa sureste, a la altura del condado de Palm Beach, donde el presidente Donald Trump tiene su residencia de verano: el club de golf "Mar-a-Lago".

Pero el llamado "cono de incertidumbre" aún es amplio y el huracán podría golpear cualquier otra localidad de Florida. Tampoco se sabe si la tormenta virará o atravesará el estado hasta el Golfo de México.

Lea también: En video: El huracán Florence se dirige hacia Estados Unidos

El gobernador, Ron DeSantis, expandió el estado de emergencia a todos los condados de Florida, no solo los de la costa como inicialmente había anunciado. 

"Esto es un evento muy serio", dijo DeSantis en conferencia de prensa. "Urgimos a todos los floridianos que tengan siete días de comida, medicinas y agua. Este puede ser un evento de varios días que golpeará lentamente todo el estado".

Pidió a los residentes que obedezcan las órdenes de evacuación, pero también señaló que las autoridades serán cautelosos en emitir estas directivas porque la tormenta es muy cambiante.

"A veces, si uno desaloja muy temprano, puede acabar desalojando al lugar donde irá la tormenta si ésta cambia", comentó.

Estos episodios ocurrieron hace dos años con el huracán Irma, que golpeó el sur de Florida como categoría 4, cuando un cambio de ruta de último momento forzó a los desalojados a volver a desplazarse.

DeSantis también pidió al presidente Trump que declare "desastre" en Florida antes de la llegada de Dorian para habilitar más recursos.

Trump canceló un viaje que tenía previsto a Polonia y escribió en Twitter que "será un huracán muy grande, ¡tal vez uno de los más grandes!".

Le puede interesar: Tres efectos económicos de la aceleración del cambio climático, según la OMM

El condado de Palm Beach declaró el jueves por la noche una emergencia local y sus autoridades dijeron que anunciarán la apertura de refugios y eventuales órdenes de desalojo a medida que se acerque la tormenta y los condados vecinos también activaron sus procedimientos de emergencia.

La Guardia Nacional de Florida movilizará este viernes 2.000 soldados y aumentará esta cifra los próximos días.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) emitió un aviso de huracán para las islas noroccidentales de las Bahamas, adonde llegará el sábado.

 "Nunca se sabe"

Dorian se convertirá en un "huracán de gran intensidad", es decir, de categoría 3 (120 Km/hora) o más, "y continuará siendo un huracán extremadamente peligroso a medida que se desplace por el noroeste de las Bahamas y se acerque a la península de Florida el fin de semana, escribió el NHC en su más reciente boletín.

Previendo que posiblemente Dorian toque tierra más al norte, como indican algunos modelos, el gobernador de la vecina Georgia, Brian Kemp, declaró también estado de emergencia.

El jueves, los residentes de Florida comenzaron a prepararse para una tormenta cuyo destino aún es impredecible. La tienda de suministros de construcción Home Depot se estaba quedando sin tablones de madera, que son utilizados por los residentes para tapiar las ventanas ante la llegada de un huracán.

Le recomendamos: Huracán Florence: 3 factores que explican por qué es considerado un ciclón "extremadamente peligroso"

"La gente ya tiene experiencia, son de Florida. No se arriesgan", dijo un trabajador de la tienda.

Los condados pusieron a disposición centros de distribución de sacos de arena, para colocar en las puertas en las zonas inundables, y ya se veían largas colas para comprar provisiones en los supermercados.

En Miami, los estantes de agua y de comida enlatada en los supermercados estaban comenzando a quedarse vacíos y el ambiente era un poco frenético.

"Nunca se sabe", comentó Magdalena Gómez, de 57 años. "Te estresan y después capaz que no pasa nada, pero yo soy muy obediente. Si me dicen que vaya a comprar agua, yo voy, yo compro todo", manifestó 

Colombia también sentirá su coletazo

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, informó que existe una alta probabilidad de que efectos secundarios del huracán Dorian se sientan en la Costa Atlántica colombiana, con incremento de la nubosidad y las precipitaciones en los departamentos de Magdalena, La Guajira, Atlántico, Bolívar, Sucre y Córdoba.

Adicionalmente, señalaron que las afectaciones en San Andrés serían más ténues y tardíos. Sin embargo, el desde el Ideam indicaron que se estará haciendo monitoreo permanente al oleaje, entre tanto persistan las alertas de vigilancia, elevadas principalmente para las antillas mayores y menores.

Le sugerimos: Clima extremo en Colombia: entre heladas e incendios forestales

“El riesgo es menor para el territorio colombiano, pero no hay que bajar la guardia”, indicó Yolanda González, directora del Ideam. 

Uno de los efectos de este fenómeno climático se sintió en los muncipios de Barrancas, en La Guajira, en donde se registró este jueves una fuerte tormenta eléctrica y una granizada. La gente se sorprendió tanto que salió a las calles a recoger el hielo, pues en esta localidad nunca se había registrado evento de este tipo. 

*Con información de AFP