Los fuertes vientos y el aumento de las lluvias pueden ocasionar la caída de árboles en las ciudades. 

Esta situación respresenta un riesgo no solo para los ciudadanos, sino para los animales y la infraestructura que se encuentra cerca. 

Le sugerimos: Los cuellos de botella de los 180 millones de árboles que siembra el Gobierno

Solo este fin de semana, por ejemplo, la Secretaría de Ambiente de Bogotá recibió el reporte de cinco árboles en riesgo de caerse que serán verificados por ingenieros forestales. Mientras tanto, en Villavicencio se cayeron tres árboles en el sector el Cairo y en los barrios Villa Mélida y la Madrid, que provocaron la suspensión del servicio de luz, tras haber caído sobre las redes de energía, según informó la Defensa Civil. 

Ante la posibilidad de que este tipo de emergencias continúen presentándose y con el objetivo de intentar mitigarlas, el Distrito de Bogotá se articulará con la ciudadanía para estar alerta y ayudar a identificar aquellos árboles que representan algún riesgo. 


Así actúa la Alcaldía de Bogotá cuando se reporta un árbol en riesgo. Imagen: Secretaría de Ambiente de Bogotá. 

“El Distrito está listo para enfrentar los retos de una ciudad con tantas lluvias. Desde la perspectiva del arbolado es muy importante que los ciudadanos llamen a la línea 123 cada vez que vean un árbol que pueda estar en condición de riesgo”, dijo Carolina Urrutia, secretaria de Ambiente de Bogotá. 

Las ramas sueltas, la inclinación y la pudrición del tronco, las cavidades, los hongos y la presencia de roedores son algunos de los signos de alerta que deben ser reportados a la línea de emergencias por parte de los ciudadanos. 


De esta manera se puede identificar cuándo un árbol amenaza colapso. Imagen: Secretaría de Ambiente de Bogotá. 

Desde la secretaría informaron que durante este año el Sistema Institucional de Respuesta a Emergencias (SIRE) ha atendido 940 eventos relacionados con árboles en riesgo o caídos. Agregó que entre enero y agosto se volcaron 268 en Bogotá. 

"Para la administración distrital la protección y conservación de los árboles es una prioridad. Sin embrago, cuando el arbolado urbano está a punto de caer, generando amenaza para la vida de las personas, debe ser intervenido. Los tratamientos silviculturales son integrales y van desde podas hasta talas, siendo esta la última opción", señalaron desde la secretaría.

Le recomendamos: Sembrar árboles no significa restaurar ecosistemas degradados

Urrutia, entre tanto, señaló que las intervenciones, ya sean de poda, tala o manejo para evitar el riesgo por las lluvias, se hacen por emergencia y muchas veces no las hace el Jardín Botánico, sino otras entidades del Distrito. "Se hacen para garantizar que no se ponga en peligro la vida de los ciudadanos", recalcó.

 ¿Cómo identificar si un árbol puede generar un riesgo?

• Encharcamientos permanentes en la base del árbol.
Ramas muertas.
• Inclinación del tronco superior a 40 grados.
Grietas y rajaduras en el tronco.
• Tiene cavidades, hongos o pudrición en el tronco o en las ramas.
• Daños por causa de un choque.
Hay árboles caídos o muertos alrededor.
• Daños en las raíces.
Se observa presencia de roedores en la base del árbol.

¿Por qué se deben proteger los árboles?

• Controlan la contaminación.
Protegen las cuencas y cuerpos de agua.
• Previenen la erosión y estabilizan taludes.
Regulan el clima.
• Embellecen el paisaje.
Son elementos de interés cultural y simbólico.
• Son hábitat para la avifauna y otras especies.