"Señor Presidente: minería sí, pero no así ni aquí". Con esta frase termina el video denominado ‘Carta desde el Suroeste‘ en el que los campesinos, emprendedores, jóvenes, empresarios y gobiernos locales que hacen parte del Suroeste de Antioquia le solicitan a Iván Duque que no permita la realización del proyecto Quebradona por parte de la compañía sudafricana AngloGold Ashanti (AGA). 

En la producción audiovisual, elaborada por la cineasta Catalina Mesa, se recogen diversas voces del municipio de Jericó que manifiestan su oposición al desarrollo y operación de esta iniciativa de megaminería, en la que se tiene proyectado producir 6,13 millones de onzas de oro,  85 millones de onzas de plata y 3,92 millones de toneladas de cobre, en los 21 años de operación que durará la concesión. 

Le sugerimos: Comunidad de Jericó sigue oponiéndose a proyecto minero

“Al contrario de lo que ha manifestado AngloGold Ashanti en medios de comunicación, la comunidad de Jericó y gran parte del Suroeste se encuentra en franca oposición al proyecto de minería de metales en el municipio. Más que inquietudes, las personas tienen una visión de desarrollo diferente a la que propone la minera. Este video logra darle voz a quienes viven permanentemente enfrentados a esta situación, con el fin de que sean ellos los que expresen su posición frente a la minería, en contraposición a la vocación agroindustrial, ecoturística, cultural y de emprendimiento que se ha trazado el municipio”, indicó Claudia Vásquez, directora de la Mesa Técnica del Suroeste, organización que apoya actividades institucionales y comunitarias en contra del proyecto de AGA.

"No queremos ningún tipo de minería metálica en esta región. Nos ha afectado demasiado y queremos vivir en paz", dijo William Galindo, campesino residente en el corregimiento Palocabildo, Jericó, en la video-carta.  

El Concejo Municipal de Jericó aprobó el 20 de noviembre de 2018, el acuerdo 010 que prohíbe la minería metálica en su jurisdicción y otros 12 territorios. Sin embargo, dicho acuerdo fue demandado y se espera la sentencia del Tribunal Administrativo de Antioquia. Foto: archivo/Semana.

Fernando Jaramillo, coordinador de la Mesa Ambiental de Jericó, señaló que esa era una zona de paz y tranquilidad, que había vivido por más de 160 años en calma. "Las condiciones de empleo están copadas, que haya algunas carencias es normal, pero estamos en un paraíso donde la mayoría de las necesidades están satisfechas. Nuestro nivel de vida es mucho más amplio que el de los municipios mineros del país como para enfrascarnos en ese problema", apuntó. 

Jaramillo sostuvo que la comunidad teme, sobre todo, por la división social, pero también por la contaminación de los yacimientos de agua superficiales y subterráneas que se podría generar, así como por los impactos socioculturales en la región, las afectaciones a los ecosistemas y los problemas de seguridad que se presentarían  con la llegada de gente foránea.  

"Cuando se extraiga el volumen de roca de las tres cavernas o túneles de seis kilómetros de longitud cada uno, que permitirán comunicar el depósito del mineral ubicado en Quebradona y la planta de procesamiento, situada en la vereda Cauca, de Jericó, se producirán cerca de 120 millones de toneladas de desechos mineros, de los cuales 7 millones serán de pirita, un mineral altamente tóxico, que al estar en contacto con el aire y el agua genera sulfuro", afirmó. 

Le puede interesar: 

Según el coordinador de la Mesa Ambiental de Jericó, estos desechos serán envueltos en una geomembrana y los restantes serán vertidos en el suelo. "Nuestros geólogos aseguran que con la lluvia, un volumen enorme de residuos entraría directamente en el suelo, filtrando también las aguas, situación que haría que el valor de los predios cayera significativamente", recalcó. 

Sobre el particular, Felipe Márquez, presidente de AngloGold Ashanti, afirmó, en su momento, que esa compañía se había comprometido ante una notaría a realizar la explotación de minerales de manera responsable, al igual que a proteger las cuencas de ríos y quebradas aledañas a los predios donde se efectuará el proyecto.

Por ahora, la empresa prepara la solicitud de licencia para explotación de la mina ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), tras haber comprado seis títulos mineros en 2005, que abarcaban una extensión de 7.594 hectáreas en la Provincia de Cartama.

El debate sobre si debe o no permitir la explotación de minerales en Jericó y Támesis ha calado tanto que hasta el cantautor colombiano Juanes entró a opinar a través de su cuenta de Twitter. 

Mientras se define el futuro de la vocación económica de Jericó y el Suroeste antioqueño, los autores de la video-carta esperan ser escuchados por el Gobierno nacional, los ministros, los congresistas, la Anla y las instituciones ambientales, así como ser tenidos en cuenta antes de que se tome cualquier decisión.