La deforestación está encarnizada con los bosques de la Amazonia colombiana. Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), en los últimos tres meses de 2018  la región concentró 75,5 por ciento de la pérdida de bosque a nivel nacional, accionar que tuvo su mayor afectación en los departamentos de Caquetá, Meta y Guaviare.

Entre octubre y diciembre del año pasado, el Ideam identificó cerca de 32.000 hectáreas deforestadas en Caquetá, 10.200 hectáreas en Meta y 9.900 en Guaviare. En estos tres territorios amazónicos, las imágenes satelitales evidenciaron más de 2.400 parches de bosque talado y quemado, de los cuales 16 superaron las 100 hectáreas.

En Vistahermosa, la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, Fiscalía General de la Nación y Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (Cormacarena), capturaron a 11 personas en flagrancia por realizar tala, quema y aprovechamiento ilícito forestal. Foto: Fuerza Tarea Conjunta Omega.

En la Amazonia, los principales motores de la deforestación son el acaparamiento de tierras por parte de terratenientes y latifundistas, la ganadería extensiva, los cultivos ilícitos y la minería ilegal, tentáculos que en 2018 afectaron considerablemente los Parques Naturales Nacionales de Tinigüa, Serranía de Chiribiquete y Sierra de La Macarena.

Le recomendamos: Los triunfos y críticas del primer operativo contra la deforestación en el país

Ante el panorama de devastación que viven hoy los bosques amazónicos, las Fuerzas Armadas realizan operativos para controlar a los depredadores. Los más recientes fueron en zonas de Meta y Caquetá, epicentros de la hecatombe del verde nacional.

En Vistahermosa, municipio del Meta que en el último trimestre de 2018 estuvo entre los 25 territorios más deforestados del país, la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, Fiscalía General de la Nación y Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (Cormacarena), capturaron a 11 personas en flagrancia por realizar tala, quema y aprovechamiento ilícito forestal.

En la Amazonia, los principales motores de la deforestación son el acaparamiento de tierras por parte de terratenientes y latifundistas, la ganadería extensiva, los cultivos ilícitos y la minería ilegal. Foto: Fuerza Tarea Conjunta Omega.

En el operativo, adelantado en la vereda los Alpes, las autoridades evidenciaron que estos ciudadanos habían deforestado aproximadamente 80 hectáreas de bosque nativo y selvático. Dos buldócer, cuatros motosierras, ocho metros cúbicos de madera y una caneca de 55 galones con aceite para motor, fueron decomisados.

Sin embargo, en el momento de la judicialización, un juez dejó en libertad a los capturados argumentando que no representan un peligro para la sociedad. Esta decisión, según el Brigadier General Jairo Alejandro Fuentes Sandoval, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, frustra los esfuerzos y evita que los crímenes ambientales lleguen a su fin.

Le puede interesar: Crean bloque de búsqueda contra responsables de la deforestación en la Amazonía

“A pesar de encontrarlos en flagrancia talando y quemando bosques, todos quedaron en libertad. Eso frustra el esfuerzo de la burbuja ambiental, Cormacarena, Parques Nacionales Naturales y la Fiscalía por tratar de controlar los delitos ambientales. Tenemos que ser más contundentes para frenar el desangre de nuestros bosques y selvas. Con esas decisiones no estamos deteniendo el sangrado verde y la naturaleza seguirá siendo arrollada por este tipo de ciudadanos”.

En la vereda los Alpes, las autoridades evidenciaron que estos ciudadanos habían deforestado aproximadamente 80 hectáreas de bosque nativo y selvático. Dos buldócer, cuatros motosierras, ocho metros cúbicos de madera y una caneca de 55 galones con aceite para motor, fueron decomisados. Foto: Fuerza Tarea Conjunta Omega.

En los otros tres operativos que ha realizado la Fuerza de Tarea Conjunta Omega en Meta, en los municipios de Vistahermosa, Puerto Concordia y Uribe, los resultados fueron iguales. Diez capturados en flagrancia puestos en libertad por los jueces. De poco sirvió que estuvieran deforestando en inmediaciones de los Parques Nacionales Nacionales Tinigüa y La Macarena.

El comandante precisó que aunque los resultados finales contra la deforestación en la Amazonia colombiana no son los más satisfactorios, las Fuerzas Militares continuarán su trabajo de control para contribuir con la preservación del medio ambiente y los recursos naturales. “Invitamos a la comunidad a denunciar los casos de deforestación ante la autoridad competente”.

Acciones contra la minería

En San José del Fragua, municipio del departamento del Caquetá, la Policía Nacional, con el apoyo de la Seccional de Inteligencia e Investigación Criminal (SIJIN) y la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonia (Corpoamazonia), capturaron a cinco personas por explotación ilegal de yacimientos mineros.

El epicentro de la minería ilegal fue identificado en la vereda Cristales, luego de varias actividades de inteligencia por parte de las autoridades. Además de las capturas, fueron destruidos 12 motores a gasolina tipo motobombas, que eran utilizados para la extracción de oro en varias zonas verdes y yacimientos de agua.  

Puede leer: Luchan contra la minería ilegal en Chocó

Este operativo contra la minería ilegal contó con uniformados de todas las especialidades de la Policía e ingenieros ambientales de Corpoamazonia, quienes evidenciaron que la zona ha sido devastada por personas malintencionadas para adquirir minerales sin medir los efectos negativos y perjudiciales sobre el medio ambiente, la flora y la fauna.


*Este es un producto periodístico de la Gran Alianza contra la Deforestación. Una iniciativa de Semana, el MADS y el Gobierno de Noruega que promueve el interés y seguimiento de la opinión pública nacional y local sobre la problemática de la deforestación y las acciones para controlarla y disminuirla.