El número de turistas que llega a diferentes parques nacionales para observar ballenas va en aumento. Este año, a dos meses de haberse iniciado la temporada de avistamiento de estos ejemplares, ya son más de 23.000 los viajeros que han tenido la oportunidad de presenciar el comportamiento de estos mamíferos, siendo el Parque Uramba Bahía Málaga el destino de mayor acogida, el cual aporta el 70% de visitas.

Este plan turístico que también puede disfrutarse en los Parques Nacionales Naturales Gorgona y Utría, cada día toma más fuerza y se espera que en el mes que aún queda para disfrutar de este espectáculo, tanto colombianos y extranjeros lleguen al lugar para aprovechar esta oportunidad que solo se presenta una vez al año.

Le recomendamos: Llegaron las ballenas al Pacífico colombiano

Según Parques Nacionales Naturales, esta temporada les ha permitido realizar un conteo significativo de estos mamíferos y un monitoreo de su proceso reproductivo, en medio del disfrute de la magia y su espectáculo marino.

Cada año estos cetáceos llegan y permanecen en estas zonas entre los meses de julio y noviembre, tras haber recorrido cerca de 8.000 kilómetros desde la Antártida. En el avistamiento, los viajeros tienen la posibilidad de observar la fecundación, gestación y nacimiento de los ballenatos de las ballenas jorobadas o yubartas, que llegan al Pacífico colombiano.

Foto: Parques Nacionales Naturales

Son aproximadamente 3.000 los mamíferos de este tipo los que se congregan en esa región. "La superficie del océano Pacífico se pobla de diversos lomos, aletas y coletazos provenientes de estos cetáceos. Estos movimientos hacen parte del cortejo, nacimiento y crianza de la especie", indicó Parques Nacionales Naturales de Colombia, entidad realizan actividades de educación, control y vigilancia constante a motoristas de embarcaciones, quienes han sido capacitados previamente para ejercer un avistamiento de las ballenas de manera responsable. 

Le sugerimos: Ocho lugares para observar ballenas en Colombia

Para este año, la proyección es que al finalizar la temporada, que se extenderá hasta mediados de octubre, lleguen unos 30.000 turistas, 5.000 más que el año pasado. "La temporada de ballenas es una oportunidad para que los consejos comunitarios afrodescendientes que habitan en la zona se fortalezcan en actividades de ecoturismo, administración del área y recursos naturales", informó Parques Nacionales al inicio de este ciclo de avistamiento.