Las aulas de clase de la escuela, el puesto de salud, las casas de reflexión, herramientas y reuniones, el despacho del mamo, la vivienda de los profesores, la cocina comunitaria y el restaurante escolar fueron algunas de las estructuras que terminaron convertidas en cenizas. 

El voraz incendio, que consumió la totalidad de las propiedades colectivas y cerca de 40 residencias construidas en bahareque y paja de la comunidad de Séynimin, del Pueblo Arhuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta, dejó entre 70 y 80 familias afectadas. 

Ante la imposibilidad de recuperar y restablecer la normalidad por sus propios medios, debido a la magnitud de la emergencia, la Confederación Indígena Tayrona (CIT) decidió declarar el estado de emergencia económica, social, cultural y ecológica de esa comunidad. 

Con esta medida el Resguardo Arhuaco de la Sierra busca recaudar fondos, recursos materiales y ayudas humanitarias que les permitan superar la emergencia y restablecer las condiciones necesarias para el goce de los derechos fundamentales de su comunidad. Par tal fin fue abierto un centro de acopio en la Casa Indígena ubicada en Valledupar y habilitada la cuenta de ahorros número 19700024353 de Bancolombia, en la que se puenden consignar las donaciones. Como titular de la cuenta aparece Reinaldo Izquierdo Solís, quien se desempeña como tesorero del resguardo. 

Le sugerimos: Incendio en la Serranía de La Macarena ya fue extinguido

"Más que plata lo que nosotros necesitamos es ayuda para poder restablecer a nuestra comunidad a nivel social, económico, cultural y tradicional. Requerimos alimentos, menajes de cocina, herramientas para trabajar y carpas de lona grandes en donde nos podamos volver a reunir, pues para nosotros eso es muy importante", señaló Leonor Zalabata, delegada para asuntos de Derechos Humanos del Resguardo Arhuaco. 

Para la líder indígena lo más importante es poder reconstruir a su pueblo ancestralmente. "Cuando pasan cosas como estas nadie en particular resulta afectado, sino la comunidad en general, todos somos damnificados, incluyendo la naturaleza y por eso le hemos solicitado a los gobiernos actuar rápidamente para contener el incendio", comentó.  

Así va la emergencia 

Tres grandes incendios logró identificar Parques Nacionales Naturales de Colombia en la Sierra Nevada de Santa Marta, dos al interior del área protegida por esa entidad y en jurisdicción de los municipios de Valledupar y Pueblo Bello (Cesar). 

Luz Elvira Angarita, directora Territorial Caribe de Parques Nacionales, explicó que el primer gran foco al interior del parque se registraba sobre la cota de los 3.600 metros sobre el nivel del mar. Allí se habrían quemado hasta el momento 42 hectáreas aproximadamente. "El otro foco se ubica mucho más abajo sobre los 2.500 msnm; ese no lo hemos podido medir porque en la imagen que captamos con nuestro sistema de información hay muchas nubes, pero una vez podamos verlo haremos la respectiva verificación. Sin embargo, creemos que es más pequeño. Esa es la realidad hasta el momento", dijo la funcionaria.

Puede leer: Faltan bomberos para apagar tantos incendios en Colombia

La directora territorial indicó que la difícil topografía y los fuertes vientos que se vienen registrando en la zona han impedido las labores de extinción de la conflagración en el parque. "A los lugares donde se registra al emergencia no habían podido ingresar organismos de socorro, debido a que no hay acceso vehícular y a pie se pueden tardar en llegar entre siete y ocho horas. La idea es que sean trasladados en helicóptero. Ya se definieron los sitios de posible aterrizaje", apuntó. 

La funcionaria afirmó que el apoyo aéreo también fue solicitado y que se han adelantado una serie de sobre vuelos para identificar los focos del incendio forestal. "Para esta emergencia no se ha podido usar el bambi bucket porque hay unas ráfagas de viento impresionantes. Se estaba pensando en usar entonces una aeronave de mayor peso. Ese es el gran inconveniente que ha agravado la situación", comentó.  

Angarita aclaró que la comunidad Séynimin, donde se registró la principal emergencia, no se encontraba al interior del parque, sino en inmediaciones. "Hasta el momento a nosotros nos han reportado la quema de 800 hectáreas, aproximadamente, de herbazales densos (pastizales) asociados a zonas de páramo", manifestó.  

Entre tanto, el Ideam reportó 220 focos de calor distribuidos de la siguiente manera: 125 fuera del área protegida del Parque Nacional Natural Sierra Nevada de Santa Marta y 95 en la zona de conservación. 

En la extinción de las llamas, que se originaron en el corregimiento de Sabana Crespo, participan 32 integrantes de la Policía, 28 uniformados del Batallón de Ingenieros N° 10; 11 de la Defensa Civil, cuatro unidades de la Cruz Roja y 20 del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar.

Le recomendamos: ¿Quién estaría detrás del mayor incendio registrado en los últimos años en el Parque El Cocuy?

El incendio comenzó el pasado domingo 24 de febrero, al parecer, luego de que la comunidad arhuaca realizara una quema en un terreno menor a media hectárea. Todo parece indicar que un pedazo de madera quedó prendido y con el viento y el calor se volvió a reactivar.