El Atrato es uno de los cinco ríos de Colombia que ha sido declarado como sujeto de derechos, junto al Cauca, Coello, Combeina y Cocora, en Tolima. 

La sentencia T-622 de 2016, que en su momento fue revolucionaria, ordenó al Estado y a otras instituciones proteger al río Atrato como una entidad autónoma, con miras a garantizar su conservación y protección.

Desde entonces el gpobierno nacional, a través del Ministerio de Ambiente, viene adelantando una serie de acciones y la construcción del plan de acción, en conjunto con las comunidades para resolver la crisis humanitaria, social y ambiental que presenta el río y sus afluentes.

Le sugerimos: 

Dicho plan debe estar encaminado no solo a la desconaminación por causa del mercurio y otras sustancias tóxicas, también a la eliminación de la extracción ilícita de minerales, la realización de estudios epidemiológicos y toxicológicos, y el diseño e implementación de un sistema de seguridad alimentaria.

Para la segunda fase de este proceso, que comenzará la primera semana de agosto, el Ministerio de Ambiente como representante legal de la Presidencia de la República en este caso, llegará a 15 municipios de Chocó y Antioquia con el fin culminar la construcción colectiva del plan de acción, el cual incluirá para esta etapa el restablecimiento del cauce del río, la eliminación de las concentraciones de mercurio y los bancos de arena, la reforestación de las zonas afectadas por minería ilegal y la promoción de negocios verdes en la región.  

La minería ilegal de oro es una de las actividades que mayor contaminación le genera al río, pues para su extracción son utilizadas grandes cantidades de mercurio. Foto: archivo 

"Ya tenemos casi listo el plan de acción, construido desde el terriotorio, con las comunidades y con un objetivo fundamental y es la restauración del río, su conservación y el apoyo a los emprendimientos sociales y a la transformación de las actividades económicas que antes le hacían daño a este efluente por otras que van a permitir recuperar el rendimiento hídrico, mejorar la calidad del agua y reducir el volumen de sedimentos", indicó Ricardo Lozano, ministro de Ambiente, al término de la quinta sesión de la Comisión de Guardianes del río Atrato que se llevó a cabo en el municipio de Yuto, Chocó.  

Esta segunda fase contempla la realización de 30 talleres para socializar y terminar de concertar el plan con las comunidades de los municipios de Riosucio, Bojayá, Quibdó, Carmen del Darién, Medio Atrato (Beté), Unguía, Lloró, El Carmen, Bagadó, Acandí, Río Quito (Paimadó), Atrato (Yuto), en Chocó, y en las poblaciones de Vigía del Fuerte, Murindó y Turbo, en Antioquia.  

Le recomendamos: Represas y embalses: grandes amenazas para los ríos

Así las cosas solo faltaría una tercera etapa para terminar todo el proceso, que además incluye con cinco líneas de trabajo. Se trata de planificación y ordenamiento ambiental del territorio, mejoramiento de la calidad ambiental,  producción sostenible, gobernanza ambiental del territorio y gestión de la información y el conocimiento.

"Tenemos la esperanza que esto pueda funcionar porque lo estamos haciendo de la forma más responsable y consciente que puede ser; queremos avanzar para que esto tenga un impacto positivo para el bienestar de las comunidades de Chocó y que sirva de ejemplo para el resto de regiones del país", manifestó Alexander Rodríguez, presidente de la Comisión de Guardianes del río Atrato. 

El río Atrato tiene una extensión de 750 kilómetros, de los cuales 500 son navegables. Foto: tomada de Wikimedia Commons

El río Atrato es el más caudaloso de Colombia y también el tercero más navegable del país, después del Magdalena y el Cauca. Nace al occidente de la cordillera de los Andes, específicamente en el Cerro Plateado, a 3.900 metros sobre el nivel del mar y desemboca en el golfo de Urabá, sobre el mar Caribe. Su extensión es de 750 kilómetros, de los cuales 500 son navegables. La parte más ancha de este afluente tiene una longitud de 500 metros y la más profunda está cercana a los 40 metros. 

Lea también: Histórico: declaran al río Cauca como sujeto de derechos

La cuenca del río Atrato cuenta 40.000 km2  lo que representa un poco más del 60% del área del departamento de Chocó. Es, además, considerada como una de las de mayor rendimiento hídrico del mundo, al abastecerse de más de 15 ríos y 300 quebradas.

Las comunidades étnicas que habitan dicha cuenca vienen manifestando desde hace años afectaciones a la salud como consecuencia de las actividades mineras ilegales.