Encontrar felinos yaguarundí, también llamados gato moro (Herpailurus yagouaroundi), parece estar volviéndose cada vez más frecuente en Colombia.

Solo en el mes de mayo han sido hallados seis animales de esta especie en los municipios de Tulúa (1), Montenegro (2), Uribia (1) y Pijao (2), los cuales han quedado a disposición de las autoridades ambientales de la cada región. 

Le sugerimos: Bebés de yaguarundí fueron separados de su madre en finca del Quindío

El más reciente caso fue el reportado por la Corporación Autónoma Regional del Quindío (CRQ) que rescató a dos cachorros que se encontraban al interior de una estructura abandonada de una finca ubicada en la vereda Cañaveral del municipio de Pijao (Quindío).


En esta estructura abandonada fueron encontrados los dos cachorros yaguarundí en Pijao. Foto: CRQ. 

José Manuel Cortés Orozco, director general de la corporación, indicó que este rescate fue posible gracias a una denuncia ciudadana que se recibió en momentos en que la Policía Ambiental y el equipo de control al tráfico ilegal de fauna silvestre de esa autoridad ambiental adelantaban operativos contra la cacería ilegal en el sector de Barragán.

Le recomendamos: Rescatan en Tuluá a cachorro yaguarundí domesticado

“Al parecer los dos neonatos perdieron a su madre porque haciendo el patrullaje por el sector no encontramos rastros de la mamá, lo que podría llevarnos a pensar que atentaron contra su vida, razón por la que se encontraban solos”, explicó Cortés.

Los cachorros fueron llevados al Centro de Atención y Valoración de la Fauna Silvestre de la CRQ para adelantar un proceso de rehabilitación. Allí permanecerán en observación hasta que alcancen las condiciones óptimas para ser reintroducidos en su hábitat natural.


Luego de las valoraciones los veterinarios lograron determinar que se trataba de un macho y una hembra. Foto: CRQ.

Lo complejo en estos casos, es que, si los animales no logran valerse por sí solos y pierden sus instintos, podrían ser condenados a estar en cautiverio de por vida

Al llegar al CAV, los profesionales de ese centro les realizaron una valoración que determinó que se trataba de un macho y una hembra, los cuales promediaban un peso de 400 gramos. Finalmente, a estos dos pumas neonatos se les adecuó un espacio en el centro que asemeja al hábitat ideal para su especie.

El director general de CRQ hizo un llamado a los habitantes de Barragán para que al momento de evidenciar personas realizando cacería de animales silvestres en la zona o cualquier otra afectación contra los recursos naturales, den aviso inmediato a esa corporación a las líneas de atención (6) 7-467709 y el WhatsApp 3174274417.

Otros casos

Así como en Pijao, durante este mes han sido reportados otros tres casos. En la vereda Once Casas, ubicada en la zona rural del municipio de Montenegro (Quindío), dos felinos yaguarundí fueron sacados de su hogar a escasos días de nacidos.

Los trabajadores de una finca fueron los protagonistas de este lamentable hecho, quienes decidieron llevar a los cachorros a la casa principal de la finca. El hallazgo causó disgusto en los propietarios del lugar, que dio aviso a la Policía Ambiental del Quindío para que se encargaran de los felinos.

Le puede interesar: Liberan al yaguarundí que atraparon deambulando en las calles de Uribia, Guajira

Entre tanto, en Tuluá (Valle del Cauca) fue hallado por la comunidad otro cachorro yaguarundí merodeando por un cañaduzal de un ingenio. El pequeño felino fue rescatado por expertos de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC). 

A este se grupo se suma un yaguarundí juvenil que fue atrapado deambulando por las calles del municipio de Uribia (La Guajira), caso que fue atendido por Corpoguajira, tras conocer el reporte de la Policía Ambiental. Los veterinarios de esa entidad valoraron al animal y tras establecer que se encontraba en buen estado de salud, dispusieron su liberación segura, que se adelantó en inmediaciones de su hábitat natural: los montes de Oca en la alta Guajira.