Un polluelo de águila crestada (Spizaetus isidori), fue puesto en libertad en área del Parque Natural Regional Corredor Biológico Guácharos-Puracé, luego de que un campesino del municipio de Pitalito, encontrara al animal alimentándose de varias aves de corral y tomara la decisión de cogerla y entregarla a funcionarios de la Dirección Territorial Sur de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM).

“Yo encontré al ave comiéndose algunas gallinas, pero la vi tan hermosa y tan llamativa, que preferí capturarla antes que se fuera para donde algún vecino y pues no contara con buena suerte; sabía que era un águila y que estaba en peligro, así que me comuniqué con la CAM para que ellos la recogieran”, manifestó Miller Guzmán.

El personal médico veterinario de la CAM encontró al ave en óptimas condiciones físicas y luego fue sometida a exámenes y controles de rigor realizados en el Hogar de Paso de la Territorial Sur.

Le puede interesar: 

“El animal estaba por encima de los dos kilos, lo que es un indicador que es un macho. Afortunadamente lo encontramos en perfecto estado, lo que hicimos fue tomar una muestra de sangre para cuadro hemático y química sanguínea. Adicionalmente, se tomaron dos plumas de la parte dorsal para futuros análisis genéticos”, señaló Nancy Ramírez, veterinaria de la CAM.

En libertad

Los representantes de la CAM señalaron que debido a que  el animal se encuentra en su fase de mancipación, estuvo menos de 24 horas bajo el cuidado de la Autoridad Ambiental y fue liberado en un área cercana al lugar de su hallazgo. El proceso de liberación se realizó siguiendo las recomendaciones de la Fundación Águila de los Andes-FADA y contó con el acompañamiento de los grupos de monitoreo Tierra y Semillas y Mashiramo.

“Es de resaltar la actitud de las personas que hicieron entrega de esta importante ave que tiene especial cuidado en su protección. Esto es el resultado de un arduo proceso de sensibilización ambiental realizado por la Corporación y que en adelante continuaremos adelantando en la zona, ya que esta liberación estará acompañada de actividades de educación en la zona, con el fin de que la comunidad se empodere en pro del cuidado del águila real de montaña”, indicó Genaro Lozada Mendieta, director de la Dirección Territorial Sur de la CAM.

Le recomendamos: 

Lo sucedido es determinante, dado que esta especie es de gran importancia ecosistémica al servir de control biológico de algunas otras especies. Es el águila más grande de la zona andina y se encuentra bajo la categoría de vulnerable (Vu) de acuerdo con la lista de especies amenazadas de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (Iucn) , pues se calcula que en el mundo, su población no supera los mil ejemplares.

De acuerdo con datos suministrados por FADA, en Colombia, en los últimos cuatro años, al menos unos 18 individuos han perdido la vida a causa de la cacería derivada del conflicto de la especie con el humano, debido a que parte de su dieta alimenticia se basa en aves de corral, especialmente gallinas.

Otros factores de reducción de la especie están relacionados con la pérdida de bosques primarios, la ampliación de la frontera agrícola y la cacería deportiva.