La hoja de ruta para los próximos tres años de gobierno del Presidente  Iván Duque tendrá como ejes principales a la legalidad, el emprendimiento, la equidad y la sostenibilidad, pilares que concentrarán las metas y líneas de acción que aún están en etapa de construcción y formulación.

“El símbolo del plan será un árbol. La raíces contendrán el accionar de la legalidad; el tronco, el emprendimiento y las ramas, la equidad. La sostenibilidad ambiental y el crecimiento verde atravesarán todo el esquema del gobierno. Nuestro eslogan, “Producir conservando y conservar produciendo”, resume la importancia que tendrá el tema ambiental”, aseguró la funcionaria.

García precisó que el medio ambiente estará presente en los tres ejes y trascenderá el esquema. “Los temas de sostenibilidad ambiental están metidos en las venas del Plan de Desarrollo, algo con lo que soñábamos los ambientalistas desde hace 25 años. La transformación del concepto de desarrollo social y económico hacia el desarrollo sostenible o crecimiento verde es importantísimo”.

La viceministra dijo que si bien la carta de navegación del Presidente Duque será uno de los mejores planes ambientales de la historia del país, este recoge los avances de los antiguos gobiernos. “Estos planes han venido escalando progresivamente su nivel de enverdecimiento de la economía. El actual lo construimos con las bases de los pasados. Es un trabajo de apalancamiento con los otros, una continuidad para crecer: construimos sobre lo construido”.

Dentro de los planes y estrategias ambientales ya definidas por el Gobierno, la viceministra dijo que la economía circular, la penetración de energías renovables no convencionales y la movilidad eléctrica son las tres grandes apuestas de Duque.

Vocación forestal

El nuevo Plan de Desarrollo quiere que el país retome su vocación forestal. “Esto se hará realidad a través del uso y aprovechamiento sostenible de la biodiversidad para afrontar la deforestación y la restauración. Es ‘mire y toque’, pero de manera responsable; una explotación de los recursos naturales no renovables pero conservando. Necesitamos una bioeconomía”, dijo García.

El primer paso del gobierno será construir las bases para recuperar la legalidad de todo el accionar del país y la sociedad, lo cual fortalecerá a las autoridades ambientales y jueces. Esto significa fortalecer el cumplimiento de la ley y hacer una revisión de las normas obsoletas o incumplibes. “Si todos vamos a actuar dentro de la ley, debemos contar con normas que podamos cumplir. Robusteceremos los mecanismos para bajar la corrupción e impunidad, las apuestas legales y la formalización laboral y ambiental”, agegó la viceministra

Luego seguirá el tema del emprendimiento. “El propósito es brindarle a la gente la posibilidad de tener ingresos estables que fomenten toda clase de empresa. Fomentaremos el empleo formal con prestaciones sociales y apoyaremos las buenas prácticas ambientales y comerciales, todo esto para construir una equidad, que está en las ramas del árbol”.

Metas específicas

Con los talleres regionales del gabinete de Duque, el Gobierno traza el nuevo Plan de Desarrollo. La viceministra dijo que cada región tiene una problemática en particular, por lo cual deben contar con metas y estrategias particulares. “No le llevamos propuestas puntuales al territorio, sino que recogemos las apuestas de las comunidades para que la nación las apoye. Llevamos el Estado a las regiones”.

García lidera el proceso de definir las metas de la cartera de ambiente. “No quise poner muchas metas desde lo nacional, quiero escuchar primero la percepción de la gente. Cada zona del país será distinta y con metas e indicadores diferentes. Por ejemplo, las del Bajo Cauca girarán en torno a la minería ilegal y restauración; las de una parte de la Amazonia, hacia un enfoque agroambiental y de conservación; las del piedemonte amazónico le atinarán a la lucha contra la deforestación; y las grandes ciudades, a la movilidad eléctrica y a las energías renovables”.

Por estos procesos regionales es que Plan de Desarrollo presenta atrasos. “El ejercicio en el territorio, que consiste en recoger y recoger, nos ha tomado más tiempo del normal. Es un proceso difícil”.

Por último, García aseguró que Colombia es un ejemplo ambiental mundial. “Tenemos una política ambiental de Estado: el Código Nacional de Recursos Naturales de 1974, el cual sigue vigente en su totalidad, y el Sistema Nacional Ambiental (SINA) con 25 años de vida, que se viene reinventando. Hacemos parte de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) con compromisos potentes y lideramos los objetivos de desarrollo sostenible que mandan la agenda ambiental del mundo a 2030”.

Este es un producto periodístico de la Gran Alianza contra la Deforestación. Una iniciativa del Gobierno de Noruega, la Fundación Semana y el MADS que promueve el interés y seguimiento de la opinión pública nacional y local sobre la problemática de la deforestación y las acciones para controlarla y disminuirla.