Hoy es un día clave en los planes de muchos estudiantes que quieren llamar la atención sobre los efectos del cambio climático. Mientras en Nueva York, la joven sueca Greta Thunberg, promueve una masiva manifestación por el cambio climático a la que se unirán decenas de ciudades del mundo, en Colombia los estudiantes de Ibagué, Cartagena y Bogotá han decidido que harán lo propio.

Los jóvenes de la capital del Tolima no quieren dejar pasar la oportunidad de unirse contra la crisis que vive el mundo en materia climática, por eso a partir de las 8 de la mañana se manifestarán en las calles de la capital musical del país, con el fin de juntos lograr un verdadero cambio.

Le recomendamos: Cambio climático los próximos 18 meses serán cruciales para el planeta

“El planeta es nuestra única casa y por ello lo debemos cuidar. Es importante defenderlo”, dice uno de los estudiantes que hace el llamado para que muchas personas se sumen a la iniciativa, pues considera que todos “tenemos la responsabilidad de cuidar y proteger el medio ambiente”.

Los estudiantes opinan que es el momento de alzar la voz por el medio ambiente. El encuentro de jóvenes contará con el apoyo de los funcionarios de la Alcaldía, quienes consideran que esta es una oportunidad para fijar posiciones en torno a la necesidad de tomar acciones inmediatas para frenar el cambio climático. 

En Cartagena, entre tanto, un grupo de ciudadanos se reunirán desde las 3:00 p.m., en la Plaza de la Aduana, para exigir al Gobierno el cuidado de las ciénagas y corales de esa región del país.

En la capital del país, la Plaza de Bolívar será el escenario para que los jóvenes se reúnan a partir de las 4:00 p.m, con el fin de exigirle al Estado acciones concretas qye permitan mitigar la problemática ambiental, que no solo impacta al país sino al mundo.

Pero más allá de las fronteras, la llamada “Huelga global por el cambio climático” (Global Strike for Climate Change), se llevará a cabo de manera simultánea en 156 ciudades del mundo, incluídas capitales como Londres, Berlín, Río de Janeiro y Melbourne, entre otras. 

Es otro viernes en el que los jóvenes se harán sentir, pues ya son muchas jornadas en las que han alzado su voz desde que Thunberg decidió que era necesario exigirles a los gobiernos y a las entidades responsables de tomar acciones, que es hora de actuar.

Fridays for Future es el movimiento, creado por la joven  sueca, que busca concientizar sobre el acelerado avance del cambio climático. Los activistas estudiantiles piden que se adopten acciones de inmediato, porque de lo contrario las consecuencias para la vida del planeta sustentado en su biodiversidad, serán funestas, poniendo en riesgo la supervivencia de la humanidad. 

Lea también: Greta Thunberg ve un cambio en el debate público sobre la crisis climática

Esta nueva manifestación tendrá lugar un día antes de la Cumbre de la Juventud sobre el Clima, en la que el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, escuchará a los jóvenes con el fin de reconocer el debate que han creado alrededor de la crisis climática que afronta el mundo y de la cual si bien se habla mucho, es realmente muy poco lo que se hace para tratar de frenarla. 

El funcionario quiere de esta manera dar voz a los activistas e innovadores que lideran medidas contra la emergencia del clima y su objetivo es que sean escuchados por los mandatarios asistentes a las reuniones en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York.

Dos días después, el próximo lunes 23 de septiembre, se celebrará la Cumbre de Acción Climática, que fue convocada por el propio Guterres, quien ha hecho del problema climático no solo su lucha personal sino también la del organismo que lidera.

Guterres ha sido claro en que los gobernantes que participarán en esta cumbre deberán asistir con “proposiciones concretas”, pues el propósito es que se adopten medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) con miras a conseguir las cero emisiones en 2050 y así evitar las graves consecuencias que puede generar el calentamiento global.

Por eso también ha hecho un llamado a los gobiernos para que trabajen en el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París de 2015 y de esta forma mitigar los efectos generados por el incremento en los niveles de la temperatura en la tierra.