Un total de 13 tortugas fueron dejadas en libertad en su hábitat natural, en el marco de un programa de protección y conservación de estos animales que enfrentan graves amenazas de extinción.  

En el sector del Archipiélago de San Bernardo del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo se realizó la octava jornada de liberación de este año, relacionada con este tipo de ejemplares marinos, como parte de un trabajo conjunto entre diferentes organizaciones que se han dado a la tarea de cuidarlos.

Entre las especies liberadas se encontraban tortugas verdes (Chelonia mydas), carey (Eretmochelys imbricata) y cabezona (Caretta caretta), las cuales sirven como bioindicadores de la salud de los océanos y de este parque natural, según informó Parques Nacionales. Adicionalmente, evidencia los resultados de una iniciativa de protección y demuestra la necesidad de seguir aunando esfuerzos y trabajar de manera interinstitucional e intersectorial por las especies en riesgo de extinción, como es el caso de las tortugas marinas.

Le recomendamos: EN VIDEO: Así fueron liberadas en el mar de Chocó más de 900 tortugas carey

La actividad también es una muestra de la implementación de las medidas de manejo de protección y conservación de las especies de manera articulada con las comunidades y actores estratégicos, desde el liderazgo del subprograma de educación ambiental del área protegida.


Tres especies de tortugas fueron liberadas durante la actividad. Foto: PNN

En esta área protegida se han liberado más de 90 tortugas este año, gracias al compromiso de las comunidades, pescadores, niños, el sector privado, las fundaciones y dos donantes anónimos, bajo el marco del convenio entre el PNN Corales del Rosario y de San Bernardo, la Fundación Sueños del Mar y el acompañamiento del Consejo Comunitario de Comunidades Negras del Archipiélago de San Bernardo.

Le sugerimos: Doce tortugas marinas se salvaron de ser sacrificadas

Para Parques Nacionales ha sido de gran importancia continuar con el proceso, a pesar de la emergencia decretada por la covid- 19, siguiendo todas las recomendaciones de bioseguridad.

El desarrollo de la actividad de liberación contó con la participación de guardaparques de Parques Nacionales, el Consejo Comunitario de Comunidades Negras del Archipiélago de San Bernardo, la Fundación Sueños de Mar, Fundación Tortugas del Mar, Estación de Guardacostas de Coveñas, Dirección General Marítima (Dimar) y el Hotel Punta Faro.


Este año han sido liberadas 90 tortugas en esta área protegida del Caribe colombiano. Foto: parques Nacionales Naturales

Este tipo de iniciativas resultan determinantes, pues de acuerdo con un informe publicado en la revista Current Biology bajo el título “Las tortugas están en problemas” y desarrollado por 51 investigadores, la mayoría especialistas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), más de la mitad de las 360 especies de tortugas continentales o terrestres del planeta está en peligro de extinción, cifra que ubica a estos reptiles como uno de los animales vertebrados con mayores miembros en riesgo.

Las tortugas han sido componentes integrales de los ecosistemas globales durante 220 millones de años y han desempeñado un papel importante en la cultura humana por 400.000 años, desde el surgimiento del Homo sapiens. Sin embargo, el informe advierte que en este momento de la historia planetaria es cuando esa relación históricamente cordial está más deteriorada que nunca. Uno de los problemas más graves que enfrentan estos animales es el tráfico ilegal y la contaminación de su hábitat.