Funcionarios de la Corporación Autónoma Regional de la Orinoquia (Corporinoquia), junto a soldados de la Octava División del Ejército Nacional, integrantes del Cuerpo de Bomberos de Arauca y la comunidad, rescataron a un delfín rosado hembra que había quedado escallado en aguas poco profundas del caño Agua de Limón en zona rural dem municipio de Arauquita, en departamento de Arauca.

Le sugerimos: El delfín rosado de nuevo en la lista roja de especies en peligro de extinción

El cetáceo fue hallado por los habitantes de la vereda El Final de esa población, quienes procedieron de inmediato a dar aviso a las autoridades para que atendieran el caso. 


Este es el momento en el que se produjo el rescate del delfín rosado de un caño en el que había quedado varado. Viedo tomado de @SulayUcros.

Unas horas despúes, tras una ardua labor de las entidades que acudieron a su rescate, el animal de 2.20 metros, aproximadamente, y cerca de 170 kilos de peso, fue ubicado sobre una malla de pesca y arrastrado a la orilla del afluente donde, posteriomente, fue ubicado sobre una lona verde. De allí fue alzado por siete hombres hasta un camión y puesto encima de un colchón que había sido situado en el volquete para evitar que su integridad física se pudiera ver afectada. 

Le puede interesar: ¡Delfines fluorescentes en las playas de California!

Ya en el vehículo, el delfín fue revisado por médicos-veterinarios de Corporinoquia, quienes al observar que el animal se encontraba en buen estado decidieron trasladarlo hasta el sector de Remolinos del Viento, por un costado del Río Arauca, donde fue liberado en aguas más profundas.

Según el Cuerpo de Bomberos de Arauca, la comunidad jugó un papel importante en este propósito "porque ayudaron a remolcar al delfín aguas abajo, en compañía de personal de la OXY Ambietal y expertos biólogos y veterinarios de la autoridad ambiental, brindando así garantías para que el proceso se realizara adecuadamente".

Puede leer: Delfines del acuario de Santa Marta, de paseo por la bahía

De esta manera, esta hembra podrá seguir aportando sus servicios ecosistémicos al río y al país. Y es que el delfín rosado, también conocido como boto, tonina, o delfín del Amazonas, es el más grande de su especie en ríos, y ha sido clasificado como especie amenazada por la Unión Internaconal para la Conservación de la Naturaleza (UICN) por cuenta de factores como la contaminación generada por las minas de oro que usan mercurio en el proceso de extracción, al igual que por la pesca indiscriminada, la tala de árboles, el tráfico del río (ya que las embarcaciones pueden hacerles daño con sus hélices), y la  contaminación acústica por el ruido producido por motores y máquinas que resulta desconcertante para los sistemas de navegación de los delfines rosados, causándoles la muerte a muchos de ellos.

En redes sociales, el rescate de este animal fue calificado por muchos como una “hazaña” o como algo “extraordinario”, por los usuarios pidieron a las autoridades ambientales estar pendientes de estos animales que llenan de color y vida los ríos de nuestro país.