Con tristeza, un apicultor de la vereda el Toro, entre Puerto López y Puerto Gaitán, en el Meta, grabó un video en el que muestra cómo cientos de miles de abejas resultaron muertas, al parecer, producto del envenenamiento.

Las escenas son muy lamentables. Los apicultores advierten que no solo se ha perjudicado ostensiblemente el sustento de sus hogares, sino además, se afecta el medio ambiente atacando una de las especies más importantes para la conservación de los ecosistemas del mundo.

Aún se desconoce quienes fueron los autores del hecho que provocó la muerte masiva de estos insectos. Sin embargo, la comunidad denuncia que grandes terratenientes estarían detrás del hecho, a través de avionetas de fumigación de cultivos.

Cormacarena señaló, a través de un comunicado, que seguirá con la investigación del caso, y pondrá en conocimiento del Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), la afectación de los apicultores del Meta y agregó que oficiará a los Ministerios de Agricultura y de Ambiente y Desarrollo Sostenible sobre la problemática que enfrentan hoy los productores de miel, cera, y propóleo de Puerto López, que perdieron su principal fuente económica.

"Se implementarán jornadas de sensibilización sobre el uso responsable de agroquímicos; se crearán encuentros entre apicultores y agricultores donde se coordinen los procesos y tiempos de producción, y se articularán esfuerzos con la institucionalidad pública para hacer seguimiento al uso adecuado de material que ponga en riesgo la salud pública y la vida de la fauna silvestre" indicó la Corporación Autómona Regional metense.

La muerte de abejas ha sido una de las constantes en los últimos tiempos no solo en el país, sino en el mundo, sin medir consecuencias del impacto que esto genera sobre la biodiversidad y la producción de alimentos, pues su trabajo de polinización es clave en los procesos productovos de diferentes especies.