Guardaparques del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo y Corales de Profundidad, con el apoyo de varios investigadores, registraron el desove de colonias de corales Orbicella annularis y O. faveolata, especies que contribuyen a la construcción de nuevos arrecifes de coral.

De acuerdo con información de Parques Nacionales Naturales, este evento natural se registró durante ejercicios de buceo en el sector de Isla Grande y reviste de mucha importancia debido a la disminución en las últimas décadas de la distribución de estas colonias, que están clasificadas como especies en peligro según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El desove de los corales es muy importante debido a algunas de sus especies están en peligro de extinción. Foto: Parques Nacionales Naturales

Estos resultados forman parte del proyecto de investigación denominado “Ensayos de reproducción sexual y cría de larvas de coral para incrementar el reclutamiento controlado en arrecifes degradados del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo”, que es liderado por la bióloga Elvira María Alvarado Chacón y se desarrolla con la articulación y participación de entidades como Parques Nacionales, la Universidad Jorge Tadeo Lozano, la Universidad del Magdalena, la Fundación Ecomares, Diving Planet, Ceiner e investigadores independientes.

El objetivo es recuperar las áreas coralinas. Foto: Parques Nacionales Naturales

Durante la jornada se estableció que la hora de aparición de bolsas gaméticas de las colonias de corales fue a las 9:25 de la noche; la actividad duró alrededor de 10 minutos y anunció el esperado evento de desove, que inició aproximadamente a las 9:35 de la noche y se extendió hasta las 10:10 de la noche.

Le recomendamos: Con dinamita estarían destruyendo los arrecifes de coral en Islas del Rosario

La entidad informó que junto con los investigadores y los aliados continuarán desarrollando las acciones derivadas de este proyecto que contribuye a la recuperación de las zonas coralinas degradas, las cuales ofrecen refugio, protección y alimentación a un gran número de organismos marinos.