El conservacionista estadounidense, John Myers, será uno de los invitados especiales al foro Presente y Futuro del Aviturismo en Colombia, que se llevará a cabo este jueves en la Suites Tequendama, de 9:00 de la mañana a 5:00 de la tarde. 

Este politólogo del Skidmore College en Nueva York, trabajó con entidades públicas y privadas, así como con comunidades rurales de Santa Marta, Camarones y Valledupar, construyendo la ruta de avistamiento de aves del norte de Colombia, conocida como The Northern Colombia Birding Trail

Junto al actual director de innovación social para la oficina en Colombia de Conservación Internacional también estarán presentes los biólogos Gloria Lentino Jiménez, Luis Eduardo Urueña y María Ángela Echeverry, expertos en desarrollo de estrategias de conservación y desarrollo económico local a través del turismo de observación de aves.

Le puede interesar: Estados Unidos y Canadá perdieron 3.000 millones de aves en 50 años

“El aviturismo está en pleno auge en el país y, en algunos casos, no se realiza de forma idónea, la idea del foro es poder conocer los puntos de vista de los expertos, que nos ayuden a vislumbrar el mejor camino para este sector. El aviturismo debe tener como fin, fomentar la conservación integral de los ecosistemas y el desarrollo económico de las comunidades rurales del país”, indicó Carlos Mario Wagner-Wagner, director de la Feria Internacional de las Aves-Colombia Bird Fair, evento cuyo lanzamiento oficial se adelantará al término del foro, a las 7:00 de la noche. 

En la sexta edición de Colombia Bird Fair se contarán con expertos de gran trayectoria en la promoción, conservación y observación de las aves, quienes están vinculados a instituciones públicas y privadas, así como académicos y tour-operadores, quienes aportarán su visión sobre el presente y el futuro del aviturismo en el país.  

Le sugerimos: Las aves que encontraron su paraíso en cultivos de arroz en el Valle del Cauca

Colombia es el país con el mayor número de especies de aves en el mundo, con un registro aproximado de 1.932 especies, equivalentes a un 20% de las existentes en todo el planeta. Estas cifras dan cuenta del gran potencial que país en torno a la oferta turística especializada en aviturismo.

Un estudio realizado por Conservation Strategy Fund (CSF), en colaboración con National Audubon Society, analizó las preferencias de observadores de aves norteamericanos respecto a la oferta turística colombiana e integró la participación de comunidades locales, algunas víctimas del conflicto armado, y visitas a zonas de importancia por su biodiversidad para la observación de aves, arrojando como resultado que los  observadores estarían dispuestos a pagar, en promedio, 60 dólares adicionales por día y por persona, para un tour que se caracterice por mayor avistamiento de aves, seguridad y participación de comunidades locales en la prestación de servicios turísticos. Esta cifra comparada con un tour, de características similares, ofrecido en Costa Rica, uno de los principales destinos turísticos para los avituristas del mundo.
El estudio concluyó, además, que la demanda proyectada del sector para el país sería de 278.850 observadores al año. Con proyecciones como estas, se estima que el aviturismo podría generar 9 millones de dólares de ganancias al año y más de 7.500 puestos nuevos de trabajo.