La protección de la biodiversidad, la mitigación del cambio climático, la lucha contra la deforestación y el mejoramiento de la calidad del aire son algunos de los renglones que se fortalecerían con el convenio firmado este jueves entre los gobiernos de Colombia y Francia.

El gobierno nacional espera que este pacto contribuya a la estructuración e implementación de programas que permitan lograr las metas ambientales contempladas en el Plan Nacional de Desarrollo, así como a cumplir los compromisos suscritos en el Acuerdo de París para mitigar los efectos del cambio climático. 

Impulsar sectores productivos comprometidos con la sostenibilidad, priorizando temas como energías renovables y movilidad sostenible, a partir, por ejemplo, del establecimiento de la estrategia de economía circular en el país, son algunos de los desafíos, al igual que transformar los patrones de producción y consumo en consonancia con el desafío mundial que plantea la pérdida de biodiversidad.

Lea también: Invertirán 10 7 millones de dólares para combatir el cambio climático en Colombia

El acuerdo de vuluntades, que se dio en el marco de la visita del Presidente Duque y el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, al país europeo, tiene una duración de cinco años,  tiempo en el cual el objetivo es intensificar la lucha contra los principales problemas ambientales que enfrenta el país, pues los funcionarios coinciden en que es necesario transformar los patrones de producción y consumo en consonancia con el desafío mundial que plantea la pérdida de biodiversidad.

Uso sostenible de recursos naturales

Una de las apuestas, del convenio firmado entre Lozano, y su homólogo francés, François de Rugy, es fortalecer el desarrollo de productos y servicios basados en el uso sostenible de los recursos naturales.  Desde hace varios años, los dos países han sido aliados en el cumplimiento de la Agenda 2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

"Para Colombia este es un acuerdo bilateral histórico donde privilegiamos la protección del medioambiente pensando en las próximas generaciones, pensando en los retos de nuestro tiempo", declaró Iván Duque; mientras el ministro de Ambiente francés, destacó el papel "clave" que desempeñará América Latina este año en la lucha contra el calentamiento global, con la celebración de la PreCOP en Costa Rica en octubre y de la COP25 en Chile, en donde se reunirán 196 países.

Le puede interesar: 5 impactos económicos del cambio climático en Colombia

En Colombia, el Ministerio de Ambiente ha venido coordinando la Estrategia Colombiana de Desarrollo Bajo en Carbono 2050 con un apoyo financiero entregado por la Agencia Francesa para el Desarrollo. El objetivo de esta iniciativa es desligar el crecimiento de las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) del crecimiento económico.

Esto se plantea a través del diseño y la implementación de medidas sectoriales de mitigación que maximicen la carbono-eficiencia de la actividad económica del país y que, a su vez, contribuyan su desarrollo social y económico incrementando los niveles de productividad. El mencionado programa será implementado a lo largo de 18 meses, entre junio 2019 y diciembre 2020.