Mientras el Consejo de Estado decide si levanta o no la suspensión del marco normativo del fracking en Colombia, Ecopetrol se abre camino en la implementación de esta técnica, pero en la cuenca Permian, ubicada en el estado de Texas, Estados Unidos.

Esta alianza estratégica realizada con Occidental Petroleum Corp., volvió a abrir el debate sobre si en el país se debería permitir la implementación de esta técnica que, según el presidente de la compañía petrolera estatal, Felipe Bayón, permitiría garantizar la seguridad energética del país al aumentar las reservas de gas y de crudo. 

Bayón consideró que esta unión representa una gran oportunidad para poder desarrollar, en su momento, esta técnica. De hecho, informó que en este instante hay ocho personas en Estados Unidos capacitándose sobre fracking para aterrizar estos conceptos luego en el país.

El alto directivo aseguró, además, en una entrevista a W Radio que aunque los ecosistemas estadounidenses eran distintos a los colombianos, las técnicas y operación son iguales y debían cumplir con todos los estándares para reducir los impactos. 

Le sugerimos: 

"Cada operación tiene sus particularidades, pero desde el punto de vista técnico se debe hacer bien, bajo altos estándares de calidad", apuntó Bayón, quien recalcó que lo importante en materia de explotación de yacimientos no convencionales (YNC) no era hacerlo rápido, si no "hacerlo bien". 

Agregó que la extracción de petróleo mediante este método le permitiría al país tener acceso a combustibles más amigables con el medioambiente como el gas, al igual que insumos para gasolina y diésel.

El presidente de Ecopetrol afirmó que Colombia podría tener un gra potencial en este aspecto, pero para eso es necesario adelantar los proyectos piloto que avaló efectuar la Comisión de Expertos, tras el cumplimiento de una serie de requerimientos previos. Para el funcionario es necesario dejar los apasionamientos y comenzar a dialogar desde la rigurosidad técnica. 

"A las comunidades les preocupa mucho el tema del agua, pero lo cierto es que nosotros no vamos a competir con el agua potable de la población, vamos a utilizar aguas de producción, de las refinerías o de los alcantarillados", dijo. 

Le puede interesar: 

Bayón asevero que esperarán por las decisiones del Consejo de Estado. "Mientras tanto nos seguiremos preparando para hacer los pilotos, para garantizar la seguridad energética del país", comentó. Sin embargo, expresó su preocupación porque -según él-  Colombia solo tenía reservas de gas para alrededor de 10 años y todavía existen más de 1.500.000 personas cocinando con leña y carbón. 

Frente al tema de transición energética, Bayón informó que vienen haciendo importantes inversiones en el mercado de la producción de biocombustibles como el etanol y tienen una gran apuesta en lo referente a energías solar y eólica. "Vamos a seguir trabajando en línea de la transformación", recalcó. 


La voladura de oleoductos no solo contamina el aire y el suelo, también las fuentes de agua subterránea. Foto: archivo/Semana. 

Finalmente lamentó la voladura de oleductos que se vienen registrando en varias regiones del territorio nacional, pues según el presidente de Ecopetrol es más fuerte el impacto que reciben el medioambiente y las comunidades cercanas, que la empresa a nivel financiero.

Le recomendamos: Voladuras: una cruda arma de guerra 

"Condenamos enfáticamente este tipo de atentados que terminan afectando los cuerpos de agua, los suelos, el medioambiente y las comunidades (...) Hemos tenido que cerrar acueductos y suministrar agua en carrotanques, porque a los autores de estos ataques no les importa quienes viven alrededor", explicó. 

En 2019 se han registrado 25 atentados contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, de los cuales 15 han sido en Arauca.