La deforestación, fenómeno catalogado como la peor problemática ambiental en Colombia, está concentrada en Caquetá, Meta y Guaviare. Según cifras del Ideam, de las más de 197.000 hectáreas de bosque que perdió el país en 2018, cerca de 126.000 hectáreas hicieron parte de estos tres departamentos, es decir 63,9 por ciento del total de la masacre verde nacional.

Ante este panorama, el gobierno tiene puesta su lupa sobre estos territorios amazónicos por medio de operativos y labores de inteligencia, que buscan desmantelar las redes ilegales que surten sus financias sacrificando los recursos naturales.

Las dos acciones más recientes, lideradas por el Ejército Nacional, fueron en las selvas del Guaviare y Meta, donde tropas lograron frenar la tala indiscriminada de bosque nativo y capturar a varios de sus verdugos.

El operativo logró evitar una tala en 6,25 hectáreas de bosque nativo y frenó la producción de pasta base de coca, avaluada en más de 90 millones de pesos. Foto: Ejército Nacional

En la vereda Golondrinas, que hace parte del municipio de El Retorno en Guaviare, las fuerzas militares destruyeron un laboratorio de coca, donde encontraron un semillero con 50.000 matas de esta planta.

Según el Ejército, este semillero favorecía las finanzas del grupo armado organizado residual Estructura Primera, que delinque en esta región del país. El operativo, desarrollado por los soldados de la vigésima segunda Brigada de Selva, logró evitar una tala en 6,25 hectáreas de bosque nativo y frenó la producción de pasta base de coca, avaluada en más de 90 millones de pesos.

Te puede interesar: Controles a la deforestación y minería ilegal en Meta y Caquetá

Entre tanto, miembros del batallón de infantería General Joaquín París capturaron a tres personas en la vereda Guarupayas, del municipio de Puerto Concordia (Meta), quienes fueron sorprendidos en flagrancia talando árboles de manera ilegal.

Los capturados fueron puestos a disposición de las autoridades competentes y serán judicializados por el delito de aprovechamiento de los recursos naturales renovables.

El Coronel Norberto Salgado Zubieta, comandante de la Brigada de Selva 22 en San José del Guaviare, aseguró que las tropas han logrado destruir 153 semilleros distribuidos en más de 2.000 hectáreas de selvas amazónicas.

Las tropas del Ejército Nacional han logrado destruir 153 semilleros distribuidos en más de 2.000 hectáreas de selvas amazónicas. Foto: Ejército Nacional

“También hemos identificado más de 15 millones de matas de coca, equivalentes a 1.609 kilogramos de semilla de esta planta, cifra que económicamente representa más de 800 millones de pesos. La destrucción de las infraestructuras ilegales de estos semilleros suma cerca de 500 millones de pesos”, informó el Coronel.

El Ejército Nacional indicó que estas acciones hacen parte de la Operación Artemisa, estrategia del gobierno nacional contra la deforestación y pérdida de los recursos naturales, e hizo un llamado a la comunidad para que denuncien este tipo de situaciones comunicándose a la línea gratuita 147.