El Ejército Nacional continúa poniendo en cintura a los depredadores de los bosques. En Meta, considerado como el tercer departamento más deforestado de Colombia y que en 2017 perdió 36.700 hectáreas boscosas, las fuerzas armadas realizaron varios operativos con resultados positivos para el medio ambiente.

La Fuerza de Tarea Conjunta Omega capturó a cinco personas por realizar talas indiscriminadas en los Parques Nacionales Naturales Serranía de La Macarena y Tinigüa, los epicentros más grandes de deforestación en las áreas protegidas del territorio nacional.

En Tinigüa, segundo Parque Natural más afectado por la deforestación, las Fuerzas Militares, Policía Nacional, Fiscalía General de la Nación y las autoridades ambientales capturaron en flagrancia a tres ciudadanos que aserraban el bosque a punta de motosierra.

En el Parque Natural Tinigüa, las Fuerzas Militares, Policía Nacional, Fiscalía General de la Nación y las autoridades ambientales capturaron en flagrancia a tres ciudadanos que aserraban el bosque a punta de motosierra. Foto: Ejército Nacional

En la Macarena, dos personas fueron sorprendidas talando cerca de cuatro hectáreas boscosas, las cuales fueron capturadas. En este Parque Natural, el más perjudicado por las quemas e incendios forestales durante los primeros tres meses de este año, los deforestadores acabaron con 3.576 hectáreas de bosque en 2017.

Sumando a esto, las autoridades decomisaron 62 metros cúbicos de madera de diferentes especies en varias carreteras del Meta y Caquetá, material que era transportado de forma ilegal por el suroriente del país.

Las cinco personas capturadas fueron puestas a disposición de la Fiscalía para la respectiva judicialización, quienes deberán responder por delitos ambientales. En los operativos también fueron incautadas varias motosierras e insumos líquidos para deforestar.

En la Macarena, dos personas fueron sorprendidas talando cerca de cuatro hectáreas boscosas, las cuales fueron capturadas. En este Parque Natural, los deforestadores acabaron con 3.576 hectáreas de bosque en 2017. Foto: Ejército Nacional

Jairo Fuentes, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, aseguró que el garrote a los depredadores del bosque hace parte del Plan Bicentenario de la Libertad. “Seguiremos reduciendo las acciones que cometen algunos individuos en contra de la naturaleza, un trabajo conjunto con Parques Nacionales Naturales. No podemos permitir que siga esa tala indiscriminada de bosque, la cual está concentrada en Meta, Caquetá y Guaviare”.

Luz roja a motosierras

La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (Cormacarena), informó que en los últimos días realizó actividades de control en tres municipios del Meta, con el apoyo de las fuerzas militares.

En Puerto Lleras, una persona fue capturada por una deforestación masiva. Según imágenes multitemporales de Cormacarena, este aserrador llevaba cerca de 60 hectáreas de bosque tumbadas desde noviembre del año pasado. En Uribe, dos ciudadanos fueron captados en flagrancia talando tres hectáreas de bosque.

En Puerto Lleras, una persona fue capturada por una deforestación masiva. Según imágenes multitemporales de Cormacarena, este aserrador llevaba cerca de 60 hectáreas de bosque tumbadas desde noviembre del año pasado. Foto: Ejército Nacional

“En Puerto Rico identificamos a una señora quemando cerca de seis hectáreas. Pero como estaba con una menor de edad en el momento del operativo, no fue capturada”, aseguró Yuri Andrea Forero, ingeniera forestal de Cormacarena.

La funcionaria recalcó que desde abril del año pasado está suspendido temporalmente el uso, transporte y utilización de motosierras y discos de corte para guadañas en todo el Meta, así como la comercialización de aceites lubricantes usados. Esta medida fue tomada a raíz de la Sentencia de protección de la Amazonia colombiana.

“Los únicos que pueden hacer uso de la motosierra son las personas que cuentan con el permiso de aprovechamiento forestal, documento emitido por Cormacarena luego de un profundo estudio sobre las afectaciones que podría generar la actividad. Si no cuentan con ese permiso, el accionar es catalogado como tala indiscriminada de bosque, es decir un delito”, complemetó Forero.

Las autoridades decomisaron 62 metros cúbicos de madera de diferentes especies en varias carreteras del Meta y Caquetá, material que era transportado de forma ilegal por el suroriente del país. Foto: Ejército Nacional

Actualmente, Cormacarena realiza un censo de la cantidad de motosierras que hay en el departamento. “El ideal es que los campesinos se acerquen a la autoridad ambiental para que registren sus motosierras. Sin embargo, este registro no es un permiso para su uso, solo es para estimar la cantidad de motosierras en el Meta y conocer datos como el origen de la herramienta y el dueño. A la fecha, 359 personas han sacado el registro, que no ampara bajo ninguna circunstancia el aprovechamiento forestal del bosque”.

Sumado a esto, la Corporación ha capacitado a más de 500 miembros de las Ejército sobre la normatividad ambiental vigente, como los permisos de aprovechamiento forestal, salvoconductos de movilización de madera y las principales afectaciones ambientales.

Este es un producto periodístico de la Gran Alianza contra la Deforestación. Una iniciativa de Semana, el MADS y el Gobierno de Noruega que promueve el interés y seguimiento de la opinión pública nacional y local sobre la problemática de la deforestación y las acciones para controlarla y disminuirla.